ardovino
ardovino
ardovino
ardovino
ardovino
ardovino
ardovino
ardovino

Clemente García

Clemente García es un viticultor de Baños de Ebro (vecino de Juan Carlos Sancha).

La casona familiar donde elabora se apoya sobre la viga centenaria en la que se asienta y reposa. Es la imagen más icónica de bodega, situada en el mismo casco urbano.

En 2006 se rehabilitó y se recuperó el calado subterráneo.

La primera añada salió al mercado en 2014.

La bodega se ha adaptado a las necesidades de una producción artesanal “manteniendo el carácter y arquitectura original, como el calado y la viga central, icono utilizado para la etiqueta de nuestro vino”.

Las instalaciones que se reparten en diferentes alturas lo que «nos permite mover el vino por gravedad, reduciendo al máximo los elementos mecánicos».

«En la bodega podemos tener un control constante de temperatura y humedad todo el año».

 

La tradición familiar habla por sí sola.

Su abuelo elaboraba unos 30.000 kilos de uva en su bodega de Baños de Río Tobía hasta que, a mediados de los años 70, se hizo socio de la Cooperativa del Najerilla.

En los 80 sus padres rehabilitaron la casa como vivienda y él, que luego empezó a cultivar las viñas familiares, también recuperó la bodega.

La producción es pequeña, unas 15.000 botellas, totalmente ecológica.

Elabora vino de municipio y trabaja prácticamente sólo con garnacha (garnacha, garnacha en tinaja, tempranillo y viura).

Baños de Río Tobía es una de las zonas más altas y frías de Rioja Alta, a una altitud entre los 560 y 740 metros.

Cultivos con prácticas ecológicas y elaborados bajo la indicación de «Vino de Municipio”.

La bodega cuenta con viñedos de garnacha y de tempranillo de entre 25 y 75 años y de viura con una media de 60 años.

 

«Yo siempre he conocido la garnacha y siempre ha estado un poco denostada, aunque ahora tengo la suerte de que se está poniendo de moda», explica Clemente García.

Para el viticultor, la garnacha no resultaba rentable frente a otras variedades más productivas, como el tempranillo, mayoritaria en la DOC.

«Antes, en Rioja, en los 80, había plantada más garnacha que tempranillo, pero se fue arrancando y plantando en favor del rendimiento.

Datos actualizados a 2019

 

En la Cooperativa del Najerilla, con una producción de 10 o 12 millones de kilos de uva, el primer año no pudieron llenar un depósito de tempranillo porque era todo garnacha y ahora es prácticamente al revés», comenta el viticultor de Baños de Río Tobía.

Clemente García cultiva tres hectáreas de viña propia en el pueblo, sobre todo de garnacha, pero también de tempranillo y viura, con cepas a partir de 25 años y hasta centenarias.

«La garnacha aporta acidez y frescura en boca, originalidad y diferenciación», señala.

«Muchos vinos clásicos de Rioja tenían garnacha de esta zona», asegura.

 

La bodega elabora 10.000 botellas de Clemente García Garnacha, el vino en el que gira el proyecto.

Es fruto de una mimada selección de las mejores uvas vendimiadas de forma manual en cajas de 16 kg, fermentado en depósitos de hormigón y acero inoxidable y criado en madera francesa durante 14 meses.

Equilibrado en boca con una nariz varietal, sensación de plenitud y de frescura propia de viñedo de garnacha, cultivado en zona fría.

También con uva garnacha se elabora Clemente García Tinaja, edición limitada de 630 botellas que se crían en 11 meses en tinaja de barro. “Son vinos diferentes. No es lo mismo lo que aportan la barrica y la tinaja. La barrica le aporta complejidad y la tinaja respeta más la fruta. 

De las hectáreas de tempranillo nace una edición limitada de 1.300 botellas de Clemente García Tempranillo, complementado con un 10% de uva garnacha, criado en barrica nueva de francesa durante 16 meses. Es un vino de capa alta, nariz de chocolate y especias, complejidad, buena acidez y madera bien marcada pero no excesiva. Potente y estructurado en boca.

La gama actual de vinos se completa con Clemente García Viura, del que elabora una edición limitada de 630 botellas con uva vendimiada manualmente en cajas de 16 Kilos y fermentado a baja temperatura, trabajo en lías  y criado en barrica francesa de 500 litros durante once meses. Es un vino fino y elegante en el que destacan sus aromas cítricos y de hierbas aromáticas sobre un ligero fondo de madera. En boca afrutado, goloso y sedoso con largo final en boca.

Son las 4 referencias que tiene la bodega en el mercado, complementarios y muy diferentes entre sí.

Más
entradas

Javier San Pedro

Seguimos con la serie de productores de garnacha en Rioja …

De la A a la Z: terminología del vino de Jerez

  Una guía que nos ayudará a encontrar las palabras adecuadas para referirnos al enorme, disímil y fantástico universo de los vinos de Jerez.   Abra: es una andana de botas, es

Cannabis en Napa Valley

Desde que en 2018 se legalizase el cannabis en California, los cultivos no han hecho más que crecer de manera vertiginosa. La alta demanda de esta hierba ha sembrado dudas

Origen de la palabra vino

    La viticultura y la producción de vino se originó, según parece, en Asia Menor, hoy Turquía. Los restos arqueológicos documentados de producción de vino más antiguos encontrados hasta

Vinos de Piamonte

«Entre el hombre que puede hacerse comprender y el hombre que no puede hacerse comprender hay un abismo: uno se salvará, el otro no». De mi admirado Primo Levi, nacido en Turín,

Teresa Guilarte

Teresa Guilarte es una apasionada del vino.  Cercana, resolutiva y con un gran conocimiento en este mundo, nos hace partícipes y comparte en esta entrevista su lado humano y profesional. Su

Clemente García

Clemente García es un viticultor de Baños de Ebro (vecino de Juan Carlos Sancha). La casona familiar donde elabora se apoya sobre la viga centenaria en la que se asienta

Iratxe Rementería

«Lo que más me ha impactado últimamente es la capacidad de guarda que tiene el txakoli»   Iratxe Rementería, diplomada por el CES (Curso Especialista Sumiller) en la Escuela Superior

0 - copia - copia - copia (2)
Shopping Cart
Ir arriba