Luis Oliván, un apasionado de la garnacha aragonesa

Este elaborador oscense acaba de lanzar tres vinos con su propia marca: uno de Madrid, otro de Bespén (Somontano) y otro de Ainzón (Campo de Borja).
Luis Oliván, con los tres vinos que elabora.
Luis Oliván, con los tres vinos que elabora.
Eduardo Bueso
Desde principios de los años noventa, el oscense Luis Oliván, con antepasados agricultores y viticultores, trabaja en el mundo del vino, principalmente en el ámbito de la comercialización. Tras permanecer 12 años en Bodega Pirineos, en Somontano, pasó cinco años en Dominio de Tares (Bierzo) y otro lustro en la Bodega Las Moradas de San Martín (Madrid).
Su gran afición por las variedades autóctonas y, especialmente, por la garnacha, le han llevado a emprender su propio proyecto, Luis Oliván Vinos y Viñedos, con el que elabora tres vinos hasta el momento, que ha presentado recientemente en Zaragoza. Su gran conocimiento del sector, tanto desde el punto de vista comercial como de la distribución, son un punto importante para la penetración de sus vinos en los canales de Horeca y de las tiendas especializadas.
Son un blanco monovarietal de uva malvar a partir de una viña en los montes de san Martín de Valeiglesias, y dos garnachas: una en Bespén, acogida a la D. O. Somontano, y otra en Ainzón, en la D. O. Campo de Borja. Son vinos especiales y muy personales, especialmente las garnachas, con notas muy expresivas de su terruño y con unas tiradas muy cortas. Pronto saldrá un clarete de Bespén, también de garnacha.
"Después de un periplo de más 25 años trabajando y disfrutando de lugares y aprendiendo de buenos compañeros, mucha curiosidad y formación, comienza esta aventura llamada Luis Oliván Vinos y Viñedos, compartiendo esfuerzos e ilusiones con viticultores y bodegueros honestos que nos proporcionarán su uva, sus viñedos, o en otros casos, espacios para elaborar el vino. Intentaremos ser diferentes por una razón casi de supervivencia o porque en el fondo somos así y pisando todo lo posible la tierra que nos dará su energía", señala.
Vino Luis Oliván Las Pilas.
Vino Luis Oliván Las Pilas.
Eduardo Bueso
El Luis Oliván Blanco está elaborado con uva malvar en San Martín de Valdeiglesias (Madrid). Su elaboración es muy artesanal. Hace la fermentación espontánea con levaduras salvajes en pequeños depósitos de acero inoxidable y después reposo seis meses en toneles usados de 600 litros. Fue embotellado sin clarificar ni filtrar. Tiene un grado alcohólico del 13% y cuesta 13 euros.
Luis Oliván Las Pilas es un varietal de garnacha elaborado en Bespén y adscrito a la D. O. Somontano. Tiene un grado alcohólico de 14%. Hizo fermentación espontánea con levaduras salvajes en depósitos de acero inoxidable. Fue descubado pronto para limitar la extracción de taninos y reposó seis meses en toneles usados de 600 litros. Tiene un color rojo rubí con capa media, aromas a frutas rojas y monte bajo, final largo y fresco. Precio: 13 euros.
Luis Oliván Garnacha. Varietal de garnacha elaborado en Ainzón (D. O. Campo de Borja). Las uvas fueron estrujadas y el mosto fermentado en depósitos de cemento. Tras una crianza en estos mismos recipientes, tuvo un paso por barricas de roble usadas. Es un vino bien cubierto de capa y con aromas a frutas rojas, violetas y un fondo mineral. En boca es sabroso, con un final largo enriquecido por su excelente frescura. Alcohol: 14,7%. Cuesta 13 euros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ESHBI. Ecovinos