“La nueva DO ‘Viñedos de Álava’ es ahora o nunca”

“Hay bocas en el mundo que se abren sólo para beber nuestros vinos de Rioja Alavesa”

ENTREVISTA con el vicepresidente de ABRA, Carlos Fernández Gómez.
Nueva DO Viñedos de Álava
EL VICEPRESIDENTE DE ABRA tiene la bodega en el barrio alto de Labastida.

Labastida era, en tiempos de mi abuelo Emilio, DOSCIENTOS lagos fermentando en Vendimia; sin embargo ahora en el pueblo quedamos catorce ¡Catorce de Doscientos que éramos!

El vicepresidente de la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA), Carlos Fernández Gómez, fue alumno del primer master de tres años que se llevó a cabo en Laguardia sobre Enología. Pero el mejor maestro ha sido su hermano Fidel con esa idea infatigable de “elaborar, elaborar y elaborar vino”. Mientras hablamos para el Blog de Rioja Alavesa, el vino de la última cosecha fermenta en los depósitos de la bodega… casi pareciera que fermenta por las venas del vitivinicultor.
A sus 43 años se considera tan viticultor como bodeguero, y tras 25 años elaborando vino en la parte alta de su pueblo, en la zona de la judería de Labastida, ahora sí puede decirse con rotundidad que el hijo de Fidel y el nieto de Emilio tiene verdaderamente metido en los tuétanos el encantamiento del Vino. La magia que va saltando en la Comarca de generación en generación.
Recuerda que en la adolescencia no quería ni vivir en Labastida ni dedicarse al vino. Estuvo trabajando de electricista hasta los 19 años. A esa edad es cuando claudicó y empezó a trabajar en la bodega familiar con su hermano Fidel. Tuvieron que pasar cinco años aún hasta que un día se dijo para sus adentros: “esta es la mía, sí, esta será mi vida”.
Hoy es de los que conoce el viñedo, las cepas, las cuevas, los lagares, la historia de la Comarca. Hasta las huellas de los animales que atraviesan por el interior de sus viñas. Toda la vida funcionando en estos lares. “Admiro a la gente que lleva aquí toda la vida. A los vecinos que han labrado todas sus viñas y cuidando un viñedo que les dejó su padre. A los que han vivido y viven el viñedo de verdad. Les admiro como a nadie más puedo admirar de igual manera”.
Nueva DO Viñedos de Álava

MURALLA NATURAL bajo el Toloño, donde a Carlos le gusta llevar a sus importadores.
También admira cómo trabajan el vino en Francia. A Borgoña. A Burdeos. Pero nada como el afecto que siente por sus vecinos viticultores de Euskadi. “Somos excepcionales en Rioja Alavesa: porque como lo hacemos nosotros, no lo hace nadie. Hoy sé que hay bocas en el mundo que se abren sólo para beber nuestros vinos”.
Si hay que definir a Carlos Fernández Gómez, debe decirse que es locuaz, cristalino y sincero. De los que hablan con franqueza. De esas personas que parece tener algunas cosas muy bien pensadas a estas alturas de su vida. Por eso a veces sus pensamientos caen como un hacha sobre un tronco que va ser cortado.
En mi familia somos la tercera generación elaborando vinos. Mi abuelo paterno Emilio era de Casalarreina, fundador de la Cooperativa Solagüen de Labastida en 1964. Hasta 1991 estuvimos vendiendo nuestras uvas a Solagüen. Trabajando en mil cosas cada uno de los tres hermanos. En 1991 mi padre se cansó de ganar tanto dinero dentro de la Cooperativa y decidió salirse y empezar a hacer vinos”.
.- Lo dices con ironía
Por supuesto. Creo que una de las cosas más acertadas que hizo mi padre fue iniciar esta andadura y darnos este regalo y esta forma de vida más real. Dedicarnos al vino y vivir con el vino, esto que está peligrando tanto en Rioja Alavesa. Creo que está llegando la hora de protegerlo como a una especie en vías de extinción. Cuando la Cooperativa se puso en marcha había en Labastida más de 200 lagos reventando en Vendimia. ¡Qué tenía que ser eso, no! Era algo que contaba el abuelo, y mi padre, cuando todo el pueblo de Labastida era un lago fermentando.
Nueva DO Viñedos de Álava
PISAR TIERRA es algo que este año 2015 no ha podido hacer por sus tareas internacionales.
.- ¿En qué se ha convertido aquel “lago fermentando”?
Qué sería Labastida hoy… no digo que hubiese 200 elaboradores, pero con que hubiese 50 me conformaba. Sin embargo en el pueblo ahora quedamos catorce. Catorce de doscientos! Pero bueno, vendemos 23 millones de botellas en Labastida. 16 Carrión, 4 Torres y tres millones otras catorce bodegas. Es lo que tiene.
.- ¿Qué dicen las cifras, Carlos… porque las cifras hablan?
Dan miedo. Para mí es un problema lo que está pasando en nuestra comarca. Hay un problema fundamental: en todo lo que se está batiendo en Rioja Alavesa se nos ha olvidado la figura más importante: el Agricultor. La gente lo está olvidando a pasos agigantados. El Agricultor, el Labrador, el Viticultor, el que cuida las viñas. Aquí estamos hablando de denominaciones, de formatos, de botellas, de comercializar, de cómo nos tenemos que llamar… pero tenemos que buscar “la mina y el minero”.
Es verdad que estamos viviendo un momento dorado, aparte de las influencias arquitectónicas que hemos vivido aquí en los últimos años, que han sido buenos para todos, pero ha sido tanta la divulgación de esta zona que me da entre miedo y pena cómo estamos perdiendo lo que era Rioja Alavesa hace diez años.
.- ¿Qué era hace diez años?
Aquí un viticultor con ocho hectáreas de viña podía vivir dignamente y mantener a su familia. Hoy en día con 8 hectáreas de viña, en fin, cómo decirte…
.- Y todo en sólo diez años a esta parte
En diez años han entrado las grandes operadoras en Rioja y se está barriendo con todo. Ya no hay respeto por el campo. Mira, hace poco hablaba con una operadora grande para venderle unas partidas de vino que a mí no me gustaban y me dijo “a tanto”, y le fui a decir algo e insistió “a tanto, igual me da el grado, su procedencia, lo que sea, te lo pago a 0,95”. ¿Y qué le voy a decir yo a mis productores, si esa uva mala o uva buena te la pagan por igual? Eso es lo que se está comiendo a Rioja Alavesa. Hemos olvidado “una forma de vida” y como lo centremos “en una forma de ganar pasta”, vamos todos a hacer puñetas. Hoy en día se van a disparar los precios de la tierra y van a venir las grandes operadoras y lo van a querer comprar todo.
Nueva DO Viñedos de Álava
TIERRA EN SUS MANOS, una imagen que habla de sus sentimientos.
.- ¿Por dónde han de venir soluciones en tu manera de entender la Comarca?
Son las instituciones las que deben ampararnos. Me duele cuando alguna institución nos dice que el grande también paga impuestos. ¿Vamos a basar todo en el dinero? Rioja Alavesa es una cultura, Rioja Alavesa es mucho más que dinero. Mucho más. Llevamos más de 1.000 años “viviendo de una manera”, y “no haciendo dinero de una manera”.
Vienen jóvenes con 20 y 24 años a recibir el curso que se imparte sobre Agricultura en Laguardia que dejan su coche aparcado, un coche que vale 40.000 euros, que van al campo con un tractor que vale 90.000 euros, y que le dicen “oye, tenéis que hacer esto y lo otro”, y se ríen del profesor. “Yo lo llevo a la gestoría y allí me lo hacen todo”, contestan. Eso se llama “deseducación”. Queremos ser como en Borgoña, pero allí los hijos e hijas de bodegueros tienen carrera universitaria, enología… que ese ha sido un problema en Rioja Alavesa, que el hijo listo iba a estudiar, y el que no era tan listo era el que se quedaba para el campo. Ojalá hubiera sido a la inversa.
.- ¿Dónde va Rioja Alavesa por los caminos actuales?
Estamos aquí generando un juego con unas reglas para otros, no para nosotros. El destino del modelo de producción nuestro en la Denominación de Origen Rioja es nuestra desaparición. Así de claro y rotundo. De seguir así, el destino de la bodega familiar en el Consejo Regulador de Rioja es la muerte. El Consejo Regulador sigue creciendo sólo y exclusivamente para las grandes operadoras. De hecho, la semana pasada aprobaron las variedades blancas en la etiqueta, las foráneas. Ya teníamos lo que sólo hacemos nosotros, y ahora aprobamos lo que hacen los demás. Claro, porque la operadora que tienen montada en China, con no sé cuántos distribuidores dicen que “ahora me demandan Verdejo, pero quieren que ponga Verdejo en la etiqueta. Así que como somos los que más votos tenemos en este CR aprobamos poner Verdejo en la etiqueta,  y ya está”. Y como éstas, van a seguir haciéndolas todas.
Nueva DO Viñedos de Álava

ATALAYA junto a sus viñas desde donde otear el mundo entero. Así ve Carlos la globalización.
.- ¿Qué es ABRA frente al Consejo Regulador (CR)? ¿David frente a Goliat?
ABRA tiene sólo seis votos en el CR Rioja. Yo no iría al CR. Para qué. ¿Sabes lo único que genera el CR en ABRA? Enfados. Resulta que vamos a sentarnos en mesas donde cada uno de los que allí están, como poco tiene diez votos. Y tú sólo tienes uno. En la vida se nos ha hecho caso… Espera, sí, se nos hizo caso una vez y nos engañaron: cuando nos dijeron que “si aprobábamos los presupuestos, os dejamos poner la palabra RIOJA ALAVESA al mismo tamaño que Rioja”. ¡Y ni eso cumplieron hace tres años!
.- ¿Qué significa la lucha por la nueva D.O. “Viñedos de Álava” para Rioja Alavesa?
Para nuestro modelo de negocio la nueva DO significa la salvación. La salvación! Va a ser duro. Que no piensen que vamos a hacer una nueva DO y vamos a vender el vino más caro. No. Se trata de hacer una DO nueva, mucho más seria, profunda y estricta, pero una DO para todos. No va a ser fácil, pero será apasionante. No creo que el Consejo Rioja vaya a ceder. Es más, esto no es un problema de Rioja Alavesa, es un problema de Rioja Alta, es un problema de Haro, que ahora ya  no vende la palabra Rioja, sino el barrio de la Estación de Haro. En ABRA teníamos que hacer algo porque nos están comiendo.
.- ¿Qué quieres decir?
Digo que yo sé que voy a ver Santo Domingo de la Calzada plantado de viñas. En el otro lado del Ebro van a seguir plantado viñas. Si mañana la viña no produce, pues la arrancarán y plantarán patatas, como han hecho siempre. Mientras que en Rioja Alavesa no hemos defendido otra cosa que viñas.
Nueva DO Viñedos de Álava
CASA Y BODEGA. A saber dónde empieza una y termina la otra.
.- ¿Estáis desarrollando más la imaginación en esta lucha con los grandes? ¿Cómo es “convivir” con alguien mucho más poderoso que tú?
Vivir así es una forma de vida. Estamos seguros que cualquier gerente de estas grandes operadoras que están reventando Rioja, si cogiera los libros de cuentas de las bodegas familiares de Rioja Alavesa diría: “Esto no es rentable: a cerrar!”. Esa es la diferencia, que para nosotros es una forma de vida. Vivir, digo yo, es picar piedra constantemente y estar constantemente demostrando quién eres. En el viñedo, en la bodega, en los viajes para vender tu vino al mundo. Nuestro argumento de defensa es “producto y producto”, mientras el de los otros es “precio y precio”. Todo esto, es verdad, nos está haciendo ser mejores en imagen, en  comunicación, en producto… ¿Qué hubiese sido lo mejor? Como en Burdeos, que todos son Burdeos, pero luego tienen al menos 54 denominaciones. Entender la diferencia. Algo que el CR no quiere. Pues muy bien, si no quieres que hagamos esto juntos, me voy a hacerlo yo solo.
.- ¿Sabes dónde está el problema del Consejo Regulador, a qué se debe su actitud?
Entraron tres grandes operadores en el Consejo que lo han reventado. Lo han reventado de tal forma que le han pasado por encima al propio CR. Al final estamos vendiendo ‘La Mancha’ pero 25 céntimos más caro.
.- ¿Hay alguna manera de hacer reaccionar al Consejo, o abandonas toda esperanza?
Les da igual. Y digo más, las primeras bodegas que van a querer forma parte de la nueva DO “Viñedos de Álava” van a ser ellas. Fíjate lo que estoy diciendo. Lo vamos a ver. Vendrá Gehry o Calatrava, o quien sea, para hacer nuevas bodegas aquí, y de la noche a la mañana se inventarán un abuelo alavés, incluso un bisabuelo que elaboraba vinos en Rioja Alavesa, y lo pegarán a su portfolio para todo el mundo. ¿Qué hacer con ellos? Abandonarles, dejarles, irnos de su lado. Yo soy riojano alavés, y si hay algo que me duele, como a mi hermano, como a mi padre, es perder la palabra Rioja. Yo soy más riojano que un tío de Alfaro. ¿Qué es de Rioja un tío de Cameros? Los que nacieron al otro lado del Ebro antes de 1980 tenían todos en el DNI que pertenecían a la provincia de Logroño.
Nueva DO Viñedos de Álava

CARLOS Fernández Gómez y su hermano Fidel sacan al mundo 300.000 botellas de Tierra.
.- ¿Se ha convertido ABRA en un ejemplo de unión pro Rioja Alavesa?
ABRA hace cinco años hizo la Central de Compras VITIS (se compra gasoil, botellas, corchos, folios…), y creó el Grupo de Exportación que va a empezar su segundo año. En nuestra asociación hay 42 socios que le han pedido a ABRA una solución. Y alrededor hay mucha más gente interesada. ABRA está haciendo las cosas bien, y poco a poco, picando piedra estamos haciendo cosas muy bien. Tanto el presidente Gabriel Frías como yo, como vicepresidente, como otros miembros de la Junta de ABRA metemos muchas horas por amor al arte… y a Rioja Alavesa.
Tanto al presidente de ABRA, Gabriel Frías, como a mí, como vicepresidente de ABRA, nos hermana una misma inquietud: “Yo quiero darles a mi hijos la oportunidad de que puedan seguir elaborando vino en el futuro”. Lo que hoy sabemos es que si seguimos así, esa oportunidad está en cuestión. Tanto Gabriel como yo queremos mentalizar a la gente de fuera como a la gente de aquí que lo importante es que defendamos juntos una forma de vida, porque nos une esta misma Sierra de Cantabria y esta hermosa tierra. En Rioja Alavesa se cultiva el arte de vivir, como dice mi hermano Rodrigo.
.- Hoy nos has recibido en vuestra bodega Tierra, de Labastida. ¿Quiénes formáis parte de Tierra?
En este momento la formamos mi hermano Fidel y yo. Fidel lleva 28 años. Yo alguno menos. Desayunamos juntos todos los días del año, y hay algún día que no discutimos. Estamos juntos, codo a codo, y apostamos por la nueva DO, y la defensa de Rioja Alavesa.
.- ¿Cuál es la magia del vino, cuál es la pasión definitiva que te atrajo?
Todo. Las experiencias que tienes con tu vecino, viajar, ver cómo crece un viñedo, saber que esa cepa que estás podando tú hoy, la podaba tu abuelo en el pasado. Al final yo tengo un respeto por las viñas, por la cultura, por el paisaje, eso es lo que tenemos la gente que vive el mundo del vino. No como los otros, los que vienen a sacar dinero del vino.
.- Vuestra bodega comercializa alrededor de 300.000 botellas.
Hemos vendimiado bastante más de 200.000 kilos de uva. Tenemos 24 hectáreas en propiedad y luego otras 24 hectáreas controladas. Algo más de uva hemos comprado. No hemos tirado ni un kilo de uva este año. La tiramos en agosto y septiembre para obtener mejor cosecha. Ha sido escandalosa la calidad y los buenos rendimientos que ha habido. Este viernes he cerrado el último depósito. Y estamos ya con los pedidos de Navidad.
Nueva DO Viñedos de Álava
PARTE DEL TESORO que elaboran los hermanos Fernández Gómez.
.- ¿Qué frase te configura como vitivinicultor?
Hay una frase de mi madre, Casilda… porque en cierta ocasión le dije “Buff, estoy harto madre, esto madre…”. “No te preocupes hijo, que esto va a ser así toda la vida, con muchos días de desazón”.  Así que ya sé lo que viene. A veces te ahogas te ahogas, y zas, te echa una mano alguien. Cuando no es viñedo, es inversión en campo, y cuando no… es siempre estar activándote. Ya no concibo mi vida de otra manera que no sea ligado al mundo del vino y al viñedo.
.- ¿Todos tus amigos son del mundo del vino?
Todos los he conocido a través del vino. Estamos con nuestros vinos en 21 países, fundamentalmente Estados Unidos, Alemania, Suiza, Holanda, Asia, China y Taiwan. Si pongo chinchetas en un mapa, en él nunca se pone el sol. Mi plato fuerte es EEUU y las Islas Canarias. Hace diez años esto era inimaginable.
.- ¿Cómo van a convivir en ABRA la nueva DO ‘Viñedos de Álava’ con la DO Rioja?
ABRA se debe exclusivamente a sus socios. Nos debemos a las 114 bodegas. Dentro de ellas, 42 hemos demandado una nueva DO a ABRA, que lo ha puesto en marcha.
.- ¿Se van a sumar nuevas bodegas a esos 42?
Son ya muchas las bodegas de alrededor que pesan y quieren entrar en la nueva DO. Estamos retocando el Pliego para que esto ande solo. El CR Rioja no va a hacer nada por evitar esto. Y quiero decir que si tú eres el presidente de una comunidad de vecinos, o el gerente, y la gente de la comunidad se va marchando uno a uno, y luego 40 de golpe, yo me sentaría y diría “algo estoy haciendo mal”. En cualquier otro sistema de funcionamiento rodarían cabezas, pero aquí no pasa nada. Aquí, como mucho te dicen: “estate tranquilo que os vamos a dejar poner en las etiquetas el nombre más grande”.
.- ¿Qué respuestas ha encontrado ABRA hasta ahora en el Consejo Rioja?
En cierta ocasión el presidente del CR me preguntó “Pero tú muchacho, ¿qué pretendes, que el agricultor cobre la uva a 400?”. Le contesté que “sí, eso es lo que pretendo. Que el agricultor de Rioja Alavesa que mima el viñedo cobre el kilo de uva dignamente. No que sigamos favoreciendo a las grandes compañías para que le compren la viña a ese agricultor, y este viticultor se marcha a trabajar a la Mercedes a Vitoria”. “Aquí no hay más que romanticismos”, me dijo.
Nueva DO Viñedos de Álava
EL VITIVINICULTOR de Labastida en un momento de la entrevista con el Blog de Rioja Alavesa.
.- ¿Sois románticos?
Somos románticos, claro que lo somos. Quiero que se sepa que Rioja Alavesa, donde hay gente muy buena, haciendo los mejores vinos, está llena de románticos. No sólo tenemos un viñedo formidable en el mejor suelo posible, sino que atesoramos gente muy válida para salir adelante.
.- Son “días de desazón”, alternados por lo que dices con “días de satisfacción”. ¿Sientes que las instituciones vascas están apoyando a la Comarca?
Tenemos un Gobierno Vasco que nos apoya. Como decía Gonzalo Saenz de Samaniego en el Blog, a mí también me ha gustado ver al Lehendakari demostrado buenos gestos con Rioja Alavesa. En todo esto hay una persona indiscutible que es el Viceconsejero de Agricultura, Bittor Oroz, que nos ha escuchado, se ha implicado y nos ha apoyado desde el primer momento. Eso es de agradecer. La primera toma de contacto que tuvimos con los asuntos de la nueva DO va para cuatro años, aunque se haya conocido hace cuatro meses.
.- ¿Qué nos dices de la Candidatura del Paisaje Cultural del Vino y el Viñedo a la UNESCO?
A mí me gusta el Paisaje del Vino y el Viñedo de Rioja Alavesa. No somos mejores que nadie, pero sí somos diferentes. A mí me hubiera gustado que se hubiera creado esta nueva DO con Ábalos y San Vicente de la Sonsierra. Ellos son igual que nosotros en todos los sentidos, paisajístimamente, culturalmente, gastronómicamente… en todo. Respecto a la UNESCO, Rioja Alavesa reúne todas las condiciones, pero Rioja Alavesa; sin bajar a Aldeanueva o a Tomelloso.
.- ¿Una Declaración positiva de UNESCO es un asunto estratégico de futuro?
Para el futuro de la Comarca es clave. Es cierto que hemos subido en el turismo internacional. Al igual que antes venían a ver sólo tres o cuatro bodegas, y hoy buscan las pequeñas y las medianas. Si conseguimos que UNESCO nos declare Patrimonio Mundial, eso nos posicionará y nos impulsará aún mucho más.
Nueva DO Viñedos de Álava
EL BODEGUERO de ‘Tierra’ de pie ante un lagar de 900 años, vecino de sus viñas,
.- ¿Eres más bodeguero que viticultor?
Soy las dos cosas: vitivinicultor. Sin campo no hay nada. Este año he viajado mucho, mucho, y apenas he pisado la viña. Tengo una gran desconexión y lo noto. Pero este año va a ser diferente: visitaré a los importadores de Suiza y a la Pro Wine, pero no voy a muchos sitios más, salvo a Madrid, Galicia o Canarias. Este año quiero pisar campo.
.- ¿Qué es pisar campo?
Es ver la tierra, ver el viñedo. Olerlo, sentir cómo cambia y respira semana a semana. Y no como los ‘salvapatrias’ que están llegado ahora a Rioja Alavesa que no saben lo que es pisar tierra, que no saben cómo huele ni la tierra ni las cepas ni las hojas de la viña, ni las inquietudes de los viticultores. Porque aquí es muy bonito que vengan ‘los grandes vinos’, pero ¿son sostenibles?
.- ¿Desde la tierra que pisas, qué les dices a la gente de Euskadi?
Que tienen que beber más vino de Rioja Alavesa. En Bilbao algunos se piensan que ‘Ramón Bilbao’ es Rioja Alavesa. La culpa de que no se consuma más vino no es más que nuestra, eh! En 1997 nos quedamos mirándonos los ombligos y dijimos “somos los mejores”, cuando en mi casa se vendía a 7000 pesetas la caja de 12 botellas. Lo que tenemos que hacer es incentivar a la gente para que beba nuestros vinos. ¿A qué gente? A los de 20 y 25 años.  Que es más caro un gin-tonic que una botella de vino. Todo esto también es pisar tierra de otra manera, pero pisarla al fin y al cabo.
Nueva DO Viñedos de Álava
EL VICEPRESIDENTE DE ABRA con los últimos colores del otoño en viñas de Labastida.
.- Te he oído hablar de Burdeos y de Borgoña. ¿Les admiras?
Yo he estado en Borgoña en casa de un bodeguero que tenía 25.000 litros, y tenía cinco denominaciones en su casa. Aquel era el hombre más feliz del mundo. Eso me lleva a decir que yo haría una denominación de “Viñedos Alaveses” con cuatro o cinco sub denominaciones. No es locura, como nos muestra Borgoña.
.-  Situémonos en el años 2026. ¿Qué debe ocurrir para que dentro de diez años vayan las cosas perfectamente bien para la Comarca?
Que arranque una nueva Denominación de Origen para Álava. Que exista la nueva DO “Viñedos de Álava” y cuaje bien cuajada. Una vez que arranque y se nos conozca, vamos a empezar a traer gente. Entonces habrá otra forma de vida y otra alegría. Felicidad para Rioja Alavesa. Vivimos muy deprisa y aquí en Rioja Alavesa tenemos que vivir más lo que tenemos. Presumir de lo que tenemos. Disfrutarlo. Hay gente en Labastida que no conoce la necrópolis de Remelluri, que no conoce los lagares rupestres, gente nacida aquí que no sabe que es el arrope. Tenemos que empaparnos más de todo esto. Que haya una nueva DO, y que la gente forme como nunca parte de esa DO.
.- ¿Si no es ahora… la nueva DO será cuestión de tiempo?
Creo sinceramente que la nueva DO ‘Viñedos de Álava’ es ahora o nunca. Si ahora no se hace… pasarán muchos años para retomar algo así. Incluso diría que nunca se hará. Así que este es nuestro momento, y el de Rioja Alavesa.




Carlos Fernández, vicepresidente de ABRA, Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa, ha dado a conocer los motivos que les han llevado a impulsar Viñedos de Álava en una entrevista concedida a Blog Rioja Alavesa. “El destino del modelo de producción nuestro en la Denominación de Origen Rioja es nuestra desaparición. Así de claro y rotundo. De seguir así, el destino de la bodega familiar en el Consejo Regulador de Rioja es la muerte”. 
Fernández asegura que para su modelo de negocio la nueva DO significa la salvación. “Entraron tres grandes operadores en el Consejo que lo han reventado. Lo han reventado de tal forma que le han pasado por encima al propio CR. Al final estamos vendiendo ‘La Mancha’ pero 25 céntimos más caro”.
En ningún momento de la entrevista se le pregunta si la decisión de crear una nueva denominación de origen ha sido debatida y aprobada por la asamblea de socios. ABRA está formada, explica, por 114 bodegas de las que 42 han demandado una nueva DO que la asociación ha puesto en marcha y que, asegura, cuenta con todo el apoyo institucional.  “Tenemos un Gobierno Vasco que nos apoya. Como decía Gonzalo Sáenz de Samaniego en el Blog, a mí también me ha gustado ver al Lehendakari demostrado buenos gestos con Rioja Alavesa. En todo esto hay una persona indiscutible que es el viceconsejero de Agricultura, Bittor Oroz, que nos ha escuchado, se ha implicado y nos ha apoyado desde el primer momento. Eso es de agradecer. La primera toma de contacto que tuvimos con los asuntos de la nueva DO va para cuatro años, aunque se haya conocido hace cuatro meses”.
Sus últimas palabras de la extensa entrevista están dedicadas a subrayar que “este es el momento” para algo así. “Creo sinceramente que la nueva DO Viñedos de Álava es ahora o nunca. Si ahora no se hace… pasarán muchos años para retomar algo así. Incluso diría que nunca se hará. Así que este es nuestro momento, y el de Rioja Alavesa”.Más información: https://blogriojaalavesa.eus
Foto: DOCa Rioja


.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ESHBI. Ecovinos