Cruce de leyendas

JOSÉ ÁNGEL IRIBAR Y JAVIER IZKOA , REFERENTES EN LAS PORTERÍAS DE ATHLETIC Y GRANADA, ANALIZAN LA SEMIFINAL

11.02.2020 | 06:15

José Ángel Iribar y Javier Izkoa charlan en la grada de San Mamés en vísperas del partido de ida de la semifinal. 
BILBAO - "A que me toca, a que me toca?". Es lo que se repetía en la mente de Javier Izkoa (Getxo, 1946) el pasado viernes cuando en Las Rozas estaba a punto de sortearse las semifinales de la Copa. Athletic-Granada. "Y otra vez la pregunta: ¿tú con quién vas?", se lamenta quien fuera portero del equipo nazarí durante once años: "La pregunta está bien hecha, pero la respuesta es más complicada que parar un penalti con el VAR". La solución a ese dilema ha requerido el consenso de la familia: "Hemos quedado que mi mujer, María Ángeles, va con el Athletic y yo con el Granada. No puedo hacer otra cosa, ¡soy embajador del Granada!".
En vísperas del partido de ida de la semifinal, DEIA reúne en San Mamés a quienes son leyendas vivas para las aficiones de Athletic y Granada. José Ángel Iribar (Zarautz, 1943), que ejerce de anfitrión en el coliseo rojiblanco, esboza una sonrisa al escuchar la encrucijada en la que se encuentra su compañero de profesión: "Es lógico. Ha estado mucho tiempo jugando en Granada. Pero también sé que tiene el corazoncito dividido. Sin ninguna duda".
Mañana, Athletic y Granada inician un combate a dos asaltos con una plaza en la final de Copa como botín. No habrá guantes de boxeo de por medio. Iribar e Izkoa ya enfundaron sus manos durante décadas en otros guantes de lana, el equivalente prehistórico de las obras de ingeniería que hoy en día lucen Unai Simón o Rui Silva. El primer envite será en Bilbao y la vuelta tres semanas después en Los Cármenes. "A todos nos gusta jugar el segundo partido en casa", confiesa El Txopo, "no sé si conozco alguno que le guste al revés".


Izkoa también cree que la vuelta en casa beneficia al Granada y pone como ejemplo sus primeros cinco años en la ciudad andaluza, los que militó en Primera División: "Nos gustaba jugar el segundo partido en casa porque éramos un equipo fuerte, a veces duro. Y pensábamos ya vendrán para aquí". Y es que aquel Granada de principios de los 70 era famoso por su juego rudo. Uno de los culpables de aquel sambenito era el defensa paraguayo Pedro Fernández. "Nos solía decir: ¿Cómo no vamos a dar patadas si vienen a comerse la comida de nuestros hijos?", recuerda el exfutbolista vizcaino, residente en Urduliz.
Iribar ya jugó una semifinal copera ante el Granada en 1969, pero Izkoa no ficharía por el equipo andaluz hasta dos años después. El zarauztarra apunta que entonces los jugadores se sentían más libres y no "miraban tanto al banquillo" como ahora: "Jugabas con tu capacidad e intentando ser tú mismo. Había más libertad del jugador para que expresara lo que sabía hacer en el campo. Ahora se estudia mucho más al rival". En aquella ocasión el Athletic pasó la eliminatoria y terminó ganando la Copa ante el Elche: "Llegamos con mucha necesidad, porque llevábamos diez años sin ganar nada. En Granada empatamos a uno. Me hizo gol un tal Noya, uno rubito. Y luego empató Clemente. La vuelta ganamos 2-0". El Athletic entonces partía como favorito, "pero lo de ser favorito hay que demostrarlo".

PORTEROS DE OTRO TIEMPO Once años estuvo Javier Izkoa en Granada. Parecen muchos... "¡pero mira cuántos estuvo este monstruo en el Athletic!". 18. Iribar era indiscutible, por lo que fichar por el Athletic fue una utopía para el getxotarra. "Encima empezó a sacar con la mano, salía bien con los puños...", enumera Izkoa, "era muy raro que los porteros saliesen así". Así que en Granada tuvo que competir por el puesto con Ñito, un guardameta canario que era todo lo opuesto a él: "Era un tipo espectacular. Jugaba con los pies mejor que Ter Stegen. Salía con el balón, driblaba y se iba al ataque. Luego teníamos que correr todos como locos". "Decían que estaba loco", confirma Iribar.

Iribar e Izkoa: "Los cuatro nos lo hemos ganado a pulso"

IRIBAR E IZKOA VEN CON BUENOS OJOS EL NUEVO FORMATO DE COPA Y NO CREEN QUE ESTÉ DEVALUADO

11.02.2020 | 


Izkoa e Iribar siguen muy de cerca las evoluciones de Granada y Athletic, clubes de los que son embajadores. 
BILBAO - Mirandés, Granada, Athletic y Real Sociedad. Hay quien ve en esta nómina de semifinalistas una devaluación de la Copa. José Ángel Iribar y Javier Izkoa difieren totalmente. "No está devaluada", confirma El Txopo, "nos lo hemos ganado a pulso. Ellos han estado ahí y han quedado eliminados". El zarauztarra va más allá y lanza un recado: "Y eso que últimamente tampoco han tenido esfuerzos enormes, porque la Liga de Campeones se dejó de jugar hace mucho. Esta Copa no está devaluada".

El exguardameta del Athletic asegura que el nuevo formato de la competición le gusta: "Que los equipos modestos tengan la posibilidad de competir contigo, tanto a nivel deportivo como económico, les viene muy bien. Hay que pensar en esa faceta". Por su parte, Javier Izkoa apunta que es raro ver a equipos de Tercera jugando la Copa cuando no lo hacen todos los de Segunda B: "Es como el VAR. Está ahí y se hace lo que quieran. Los equipos de Tercera incluso han dado guerra. Tienen que pasar dos o tres años para ver cómo funciona".

Izkoa espera que el partido de mañana sea parecido al encuentro de liga que ganó el Athletic por 2-0: "El Granada no estuvo mal el primer tiempo, pero tiene el problema de hacer goles. Creo que depende todo de un futbolista del Granada: Puertas. Es un buen pelotero y si ese anda bien, el equipo funciona. Estuvo justo, porque hubo un penalti. Lo paró el portero del Granada y se repitió. ¡Y encima te sacan tarjeta! No lo entiendo, la verdad".

Iribar sonríe. "En ese sentido los porteros estamos muy castigados", le apoya. Izkoa sabe como parar esa injusticia: "Hay que hacer una sentada. Te sientas y que te tiren el penalti".


  


martes, 20 de septiembre de 2016


IZKOA: "EN LOS AÑOS 70 TENIAMOS UN EQUIPAZO"

Resultado de imagen de fotos de javier izcoa

JAVIER IZKOA. 70 años. Natural de Azkorri, Getxo, (Vizcaya) Militó diez temporadas (del 71 al 81) en el GRANADA CLUB DE FUTBOL, rival del Athletic este miércoles, donde dejó una sobresaliente estela. Fueron los mejores años (1971-75) del conjunto de La Ciudad de La Alhambra y el portero vizcaíno colaboró decisivamente en la consecución de esos éxitos. 


Retirado hace 40 años, afrontando la vida con tranquilidad en tierras vizcaínas...
Me retiré hace 34 años jugando en Segunda B por una lesión de fractura de cúbito. Curiosamente, fue un partido que no valió para nada (por alineación indebida) de un futbolista del Ceuta. Ahora mi vida es pasear, viendo fútbol y atendiendo a los nietos... jajaja.




Usted comienza en un histórico, el Getxo.
Sí, en el equipo juvenil con diecisiete años. Tras unos clásicos torneos de pueblo, un directivo del Getxo se interesó por cinco compañeros de Azkorri. Tuve problemas para comenzar a entrenar por el trabajo, pero la empresa donde lo hacía me dio facilidades aunque tenía que ir en bicicleta. Ahí comenzó mi aventura en la portería subiendo dos años después al Getxo de Tercera División. Tras dos campañas paso al Arenas en la 66/67. Imagínate el panorama. Como eran dos equipos de rivalidad a mi abuelo le decían que yo era un "chaquetero". Y el "pobre" veía el primer tiempo del Getxo en Fadura y luego se iba andando al campo de Gobela para verme a mí la segunda parte.



Y la vida lo lleva al Real Zaragoza. ¿Cómo surgió el interés de los maños?

Un buen día apareció por donde trabajaba el presidente del Arenas. Me llevó a mi casa, preparé una maleta y nos fuimos a Zaragoza; mi padre y mi abuelo saltaban de alegría mientras mi madre lloraba. Durante esa temporada, un ojeador del Zaragoza venía a ver los partidos del Arenas. Tenia contacto directo con Manolín, nuestro entrenador. En ese momento ni se me pasaba por la cabeza jugar fuera de casa y menos en un equipo de Primera División. Estuve cedido en el Aragón dos años y debuté con el Zaragoza de Primera División el 15 de septiembre de 1969 en La Coruña donde ganamos 0-1. Rial, entrenador del Zaragoza, siguió confiando en mí y eso fue una de las claves de mi andadura en la élite. Coincidí con gente como Marcelino, Santos, Villa, Lapetra y Canario, los famosos Cinco Magníficos.




Y en su primera comparecencia en La Catedral caen derrotados 2-0.

Imagínate lo que fue para mi jugar en San Mamés y sobre todo tener en la grada a mi familia. Después de perder 2-0 en ese partido que comentas, vencimos el año siguiente. Todavía recuerdo las lágrimas de alegría de mi abuelo cuando vencimos 0-1 en la Catedral viniendo Iríbar al centro del campo para felicitarme por el partido que había realizado. Fue una satisfacción increíble que tu ídolo te felicitase.




Año 1971. ¿Por qué deja La Romareda y ficha por el Granada?

En la temporada 70/71 bajamos de categoría y me traspasan al Granada tras pasar cuatro temporadas en Aragón y el Zaragoza. Además de mantenerme en Primera División, económicamente la oferta era irrechazable



Y ese curso, apabullan al conjunto rojiblanco.
Endosamos un 5-1 al Athletic en Los Cármenes. Fue un partido muy completo por nuestra parte, aunque sentí algo de amargura por los cinco goles a Iribar. Por cierto, era muy difícil ser portero en el Athletic. Pasaron grandes porteros como suplentes de Iribar, por ejemplo Deusto. Había que salir fuera. No me he quedado con la espina del Athletic, al contrario.



Tenían un equipo conjuntado con jugadores que terminaron en el Barca (por ejemplo Barrios o De La Cruz) y les acompañaba una fama de duros.

Teníamos un equipazo tanto en ataque como en defensa, durísimo en defensa y medio campo y con mucha calidad en la delantera. Puedo contarte algunas anécdotas sobre la dureza de los defensas Fernández y Aguirre Suarez. Muchos rivales no querían jugar en Los Cármenes diciendo que tenían "que despedirse de su familia por lo que podía pasar", entre ellos Amancio que resultó gravemente lesionado por una entrada de Fernández, cuando en el Real Madrid había dos "angelitos" como Benito y De Felipe que daban lo suyo. No sólo éramos un equipo duro, también contábamos con jugadores de mucha clase como Barrios, De La Cruz que fueron traspasados al Barcelona. Lasa fue traspasado al Athletic esos años. También hay que destacar a Porta que fue "Pichichi" con 20 goles en la temporada 71/72. Un jugador de área técnico y de gran remate que se complementaba a las mil maravillas con Barrios asistidos por las bandas, sobre todo a la izquierda por Vicente, uno de los jugadores con más clase que he conocido. Nos llamaban los Matagigantes




Usted imprimía confianza a sus compañeros. Recordamos una frase de Santi, integrante de aquel Granada: "Izcoa fue el portero que más seguridad me daba". 
Una de las claves de aquel equipo fue el gran ambiente que reinaba dentro del vestuario dirigidos por el míster Joseíto. Muchos, además de ser jugadores, eran amigos de verdad: Falito, Chirri, Toni Grande, Santi... por nombrar a algunos.




Además, alcanzaron dos sextos puestos con victorias incluídas en el Santiago Bernabéu... ¡¡¡y en el mismísimo San Mamés!!!
Quedamos en sexta posición en dos ocasiones. Viví un triunfo en el Bernabéu. Tres días antes jugamos la vuelta de una eliminatoria de Copa en Burgos y caímos 3-0. Estaba nevando y pasamos porque en Los Cármenes habíamos ganado por goleada. Nos fuimos directos a Madrid bajos de moral, pero aquella noche en el Bernabéu nos salió el partido soñado. No tuve mucho trabajo. Lorenzo marcó el gol de la victoria. Fue inolvidable, uno de esos partidos que salen una vez.



Sin embargo, esa etapa dorada se precipitó al vacío en 1976. ¿Qué sucedió?
Bajamos a Segunda División. Con los traspasos y los fichajes que no cuajaron, Miguel Muñoz (el antiguo seleccionador) no dio con la tela correcta y se complicó tanto la cosa que bajamos faltando tres jornadas para acabar la Liga. Como curiosidad, recuerdo el descenso del Sporting de Gijón con el equipazo que tenía ese año.




Y hubo que esperar hasta 2011 para regresar a la élite. ¿Cómo vivió la hazaña desde tierras euskaldunas?
El Ganada subió tras más de treinta años de intentos. Pues qué te voy a decir. Una gran alegría por una ciudad y una afición que se merece estar en Primera División, donde he vivido quince años y ha visto nacer a mis dos hijos mellizos.



¿Le gusta este Granada dirigido por Paco Jémez?
Me gusta la idea de fútbol de Paco Jémez. Es verdad que necesita tiempo para que los jugadores adopten sus ideas, aunque en el fútbol el tiempo es oro y se tiene poca paciencia.



El objetivo es bien claro: permanecer entre los grandes. ¿Pasará problemas?
Yo creo que no, va a ser un año tranquilo. Hay equipos muy fuertes y con más presupuesto. Primero la salvación como objetivo y luego se podrán mirar otras metas.



Y el Athletic suma dos victorias consecutivas en Liga tras un inicio titubeante.
El Athletic tiene un gran equipo y su objetivo es luchar por puestos europeos. Ha empezado algo titubeante, pero estos dos partidos ganados les ha dado moral y confianza e irá en línea ascendente.



¿Suele acudir a La Catedral?

No suelo ir a San Mamés. Voy a Gobela a ver al Arenas y es curioso porque cuando gana me alegra el fin de semana quizá influido porque mi hijo está de entrenador de porteros del primer equipo. Luego, también veo fútbol por televisión.




¿Tendrá el corazón dividido este miércoles?
Siempre quiero que ganen los dos. Sin embargo, el miércoles voy con los nazaríes porque están en peor situación clasificatoria. No puedo olvidar que allí nacieron mis hijos y gracias al fútbol una empresa de seguros me contrató hasta jubilarme.









.


LA HISTORIA DEL GOL DE LORENZO EN EL BERNABÉU QUE DIO LA VICTORIA AL GRANADA EN 1974Aquel gol, aquella victoria

  • Lorenzo fue el autor del tanto que dio el hasta ahora único triunfo que ha cosechado el Granada en el Santiago Bernabéu en toda su historia
  • Fue el 20 de enero de 1974, en la decimonovena jornada 



Izcoa, Toni, Falito, Jaén, Aguirre, Castellanos, Escobar, Chirri, Lorenzo, Montero y Quiles, el once inicial que ganó en el BernabéuIzcoa, Toni, Falito, Jaén, Aguirre, Castellanos, Escobar, Chirri, Lorenzo, Montero y Quiles, el once inicial que ganó en el Bernabéu
Izcoa, Toni, Falito, Jaén, Aguirre, Castellanos, Escobar, Chirri, Lorenzo, Montero y Quiles, el once inicial que ganó en el Bernabéu



Con estas palabras recordaba Lorenzo, uno de los goles que forman parte de la historia rojiblanca por ser el que hasta el día de hoy ha sido la única victoria que ha cosechado el Granada en el Santiago Bernabéu.


LORENZO RECIBIÓ DE ESPALDAS, SE DESHIZO DE BENITO Y BATIÓ A GARCÍA REMÓN AJUSTADO AL POSTE
Mucho ha llovido desde entonces, concretamente desde el 20 de enero de 1974. Camino va del medio siglo. Ni antes ni después el Granada ha salido victorioso del coso blanco.

El gol

Según narran las crónicas, era el minuto 14 cuando Montero recibió un pase de Chirri, avanzó por la derecha y cedió en perpendicular para Lorenzo, que tras recibir de espaldas y amagar hacia su izquierda para deshacerse de la marca de Benito encaró a García Remón para batirle con un chut que envió el balón ajustado al poste izquierdo del cancerbero internacional del Real Madrid.


Benito despeja un balón en pugna con Lorenzo.Benito despeja un balón en pugna con Lorenzo.
Benito despeja un balón en pugna con Lorenzo.
El delantero vallisoletano también rememoró en el trigésimo aniversario del histórico hecho que "quedaban muchos minutos pero entonces la defensa del Granada era fenomenal".

Sin agobios

Las crónicas de entonces señalan que ese Real Madrid de Pirri, Del Bosque, Velázquez, Amancio y Santillana presionó para intentar al menos la igualada, pero sin agobiar en demasía al portero rojiblanco. Así lo rememoraba Izcoa: "Jugamos muchas veces en el Bernabéu, pero no recuerdo que en ese partido nos agobiasen mucho". Lo que sí mantiene en su mente el cancerbero vasco es que "Falito sacó dos balones... y que As sacó una foto en la que nos estamos abrazándonos, no recuerdo si con Falito o con Chirri".


Joselito, el entrenador del mejor Granada de la historiaJoselito, el entrenador del mejor Granada de la historia
Joselito, el entrenador del mejor Granada de la historia
De que Falito salvó dos goles en la raya se acordaba Quiles. "No me extraña porque tenía un don especial, innato para, en cuanto Izcoa o Ñito salían de puerta automáticamene situarse bajo palos".

Prima doble

Mientras a Castellanos que le tocó "marcar a Santillana porque Fernández estaba sancionado", lo que a Falito no se le escapaba es que "Cándido Gómez nos dobló la prima, que creo que fueron 40.000 pesetas".
El triunfo logrado en Madrid hace 45 años no fue casualidad. El Granada que entrenaba Joselito realizó la mejor temporada de su historia y acabó sexto. Antes de esta victoria, los rojiblancos sólo arañaron dos empates en el coso blanco (1942/43 y 1943/44). Después, nada de nada.


43 años de la única proeza del Granada en el Bernabéu

  • Se impuso por 0-1 al Real Madrid en la Liga 1973-74 gracias a un tempranero tanto de Félix Lorenzo
  • El último triunfo nazarí, más reciente (2013): 1-0 en el Nuevo Los Cármenes con autogol de Cristiano


Una alineación del Granada correspondiente a la temporada 1973-74
Una alineación del Granada correspondiente a la temporada 1973-74 (FOTO: TWITTER)

La única victoria del Granada en el Santiago Bernabéu fue el 20 de enero de 1974, gracias a un gol de Félix Lorenzo en el minuto 13 (0-1) tras recoger un pase de Montero Castillo. “Me han dicho que el gol fue de chorra. Yo he dicho muchas veces que no fue de chorra. Fue una finta que me salió a Benito. No se la hice, me salió y cuando me di la vuelta me quedé solo delante del portero (García Remón). Se la eché a un lado y fue gol. Dicen que fue de chorra porque la finta me salió, pero tuve la suerte de que me fui a un lado y él para otro. Para unos fue habilidad, para otros fue suerte. Para mí fue un golazo”, declaraba Lorenzo a EFE hace tres años.
El conjunto de la capital de la Alhambra, en un partido ante ¡95.000 espectadores, se enfrentó aquel día al Madrid de Luis Molowny con Izcoa; Toni, Aguirre Suárez, Falito, Jaén, Castellanos, Escobar (Porta), Lorenzo, Chirri, Montero Castillo (Santi) y Quiles. Hace, por lo tanto, 43 años que los andaluces no ganan en Chamartín, aunque hay que tener en cuenta que entre las temporadas 1976-77 y 2010-11, ambos equipos militaron en categorías diferentes. Los blancos terminaron aquella Liga 73-74 clasificados en octavo lugar, dos puestos por detrás de los rojiblancos.
Son 22 las visitas de Liga de los nazaríes al Bernabéu en lo que va de historia. Aquella victoria del 74 ha sido la única vez en la que el Granada ha logrado llevarse los tres puntos del campo madridista, a la que hay que sumar dos empates, que cosechó en dos campañas consecutivas y por el mismo resultado: tablas a dos goles en la 1942-1943 y en la 1943-44.
Sin embrago, para encontrar el último triunfo de los rojiblancos ante el Real Madrid no hay que retroceder tanto en el tiempo. El 2 de febrero de 2013, el Real Madrid perdió por 1-0 en el Nuevo Los Cármenes con un tanto en propia puerta de Cristiano Ronaldo.












Comentarios

Entradas populares de este blog

ESHBI. Ecovinos