Barcelona Wine Week 2020

La sostenibilidad y el territorio marcan 
el camino de las novedades en BWW

Una buena parte de las bodegas del salón presentan los productos que serán tendencia en el 
mercado
Barcelona Wine Week reunirá en su primera edición centenares de bodegas y 
destilerías que presentarán las novedades que marcarán las tendencias del sector. 
La sostenibilidad, la ecología y la salud, con una presencia creciente de vinos 
naturales, ecológicos y biodinámicos, serán los ejes de tendencias más destacados 
de un salón que también mostrará cómo el cambio climático afecta a la producción
del vino.
El producto sostenible y ecológico es tendencia global, y el sector del vino no es ajeno a este 
movimiento. Por eso, Barcelona Wine Week (BWW) pone en relieve nuevos sistemas de 
producción más respetuosos con el medio ambiente.
Un buen ejemplo de esto es el vino de fango de la bodega Rendé Masdéu
En octubre de 2019una riada destrozó las instalaciones de estas bodegas de Tarragona, 
dejando bajo el fango centenares de botellas. Para recuperarse, la bodega vendió las botellas 
cubiertas de tierra, convirtiéndolas en un símbolo de los efectos del cambio climático, hasta 
el punto de que los hermanos Roca sirvieron este vino con el menú que diseñaron para la 
reciente Cumbre del Clima en Madrid.
Otro ejemplo de la misma tendencia son los vinos de alta montaña, que se producen en alturas 
más elevadas de lo común, buscando evitar el aumento de la concentración alcohólica y la 
pérdida de acidez que se produce en cotas más bajas, donde el calor es cada vez más 
persistente a causa del cambio climático. Los que producen Batlliu de Sort o el Celler de 
Auvinyàentre otros, son buenas muestras de ello.
Otra corriente en boga relacionada con la sostenibilidad es el auge de los vinos naturales, 
ecológicos o biodinámicos. Las bodegas ParésBaltà, por ejemplo, un referente en vinos 
biodinámicos, presentarán sus Amphora Roja Amphora Brisat, dos caldos madurados 
en ánforas de arcilla realizadas con materiales encontrados en un horno íbero de los viñedos 
de la bodega, una muestra de vino enraizado al territorio y a la historia.


Vinos saludables: sin alcohol y para bajar la tensión

El vino se reinventa para seguir siendo atractivo y busca nuevas formas y canales para llegar al 
consumidor. Entre otras fórmulas, lo hace innovando en los envases, para presentar la bebida 
de una manera más atractiva a un público más joven. Además, la preocupación del consumidor 
por los productos más saludables también ha calado en el sector del vino. Para el público 
abstemio, la industria inventa el vino sin alcohol, como el la firma Élivo, que también fabrica 
vinos halal. La misma empresa elabora vinos con propiedades saludables, como la 
gama Tensia, para reducir la tensión arterial, o la Longevia, con propiedades antioxidantes.
Por otra parte, un buen ejemplo de creatividad en torno al vino lo ofrece Wine Loves Music
una empresa que marida vinos con música, creando para cada botella la melodía más adecuada 
para su disfrute. Uno de sus socios fundadores es David Santisteban, músico que ha trabajado 
con artistas como David Bisbal o Malú. Otro caso curioso lo propone Round Table, un vino 
cuya etiqueta propone temas de conversación de actualidad a sus consumidores, para fomentar 
la vertiente social del vino.

De lo local a lo global

En BWW estarán bien representados aquellas variedades españolas que viven actualmente un 
auge gracias a la revalorización de lo local y la tradición. Así, en el salón se podrá conocer en 
profundidad una variedad autóctona y enraizada al territorio andaluz como el vino de Jerez, 
que vive una revolución, la llamada Sherry Revolution, que ha devuelto el prestigio a esta 
variedad gracias a su creciente presencia en la alta gastronomía y a la apertura en Inglaterra 
de Sherry bars, bares dedicados únicamente al Jerez.
Un caso similar es el Txakolí, un vino que al igual que el Jerez ha ido afinando su producción 
para pasar de ser considerado un vino menor a ser alabado por su complejidad, llegando 
también a ser un ingrediente destacado en las grandes cocinas.
Jerez estará bien representado gracias, entre otros, a Bodegas Yuste, gaditanas, que traerán 
su Amontillado Conde de Aldama, un vino embotellado artesanalmente que ha sido 
reconocido por la International Wine Challenge de Londres. Por otra parte, el txakolí también 
estará presente en el salón, gracias, entre otros, a Uno de Bodegas Bat Gara, vino elaborado 
con la variedad autóctona hondarribi zury y riesling.
Por su parte, una de las grandes bodegas expositoras, Jean Leon, lanzará la añada de uno de 
sus vinos icónicos, Vinya La Scala Cabernet Sauvingon Gran Reserva, un caldo que solo 
se elabora en años con cosechas excepcionales, como la de 2013. La etiqueta de este vino 
muestra la obra de la artista Gloria Muñoz, que captura el paisaje de viñedos del Penedès. 
De la misma manera, las bodegas Otazu, conocidas por fusionar arte y vino con su proyecto 
Vitral de Otazu, presentarán su Rosado Merlot, elaborado por el método tradicional del 
sangrado, que respeta al máximo la calidad de la fruta.


Los destilados también innovan

Barcelona Cocktail Art, el área de BWW dedicada a los destilados y las bebidas espirituosas, 
también exhibirá las últimas tendencias del sector. La ginebra 40º 48N Harbour
cuyas minúsculas remesas se elaboran artesanalmente en el Delta del Ebro, pondrá en valor 
una zona que acaba de sufrir las nefastas consecuencias del temporal Gloria. Asimismo, 
el Vodka Orgánico PalmadeMallorca Distillery, elaborado íntegramente en la isla 
balear con trigo ecológico y flor de sal de Mallorca, será otra de las curiosidades presentes.
Priorat B&D Lab también reivindica el territorio, reinterpretándolo en clave de innovación.
Así, presenta su vermut caliente Dos Déus, que explora la tradición Norte Europea del 
glüwhein, el vino caliente. Otra novedad es el destilado de chile mexicano Ayuuk, 
de Empirical Spirits, la destilería que crea sabores imposibles, fundada por un ex chef del 
Noma (mejor restaurante del mundo en cuatro ocasiones), o el whisky 
Chilean Moonshine “Revolución”, elaborado con mermas de cerveza.

La primera edición de Barcelona Wine Week, el salón profesional del vino español organizado

por Fira Barcelona a través de su sociedad Alimentaria Exhibitions, se celebrará en el pabellón 
8 del recinto Montjuïc de Fira Barcelona del 3 al 5 de febrero de 2020 con la participación de 
cerca 550 bodegas y 40 denominaciones de origen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ESHBI. Ecovinos