miércoles, 20 de noviembre de 2013

APUNTES RÓDANO



Los griegos trajeron la viticultura al Valle del Ródano alrededor del 600 AC. En el Ródano (septrional) del norte, más templado, las bodegas utilizan principalmente la Syrah para producir tintos complejos e intensos. Los viticultores del sur del Ródano trabajan con mezclas de Grenache, Mourvèdre, Cinsault, y hasta 10 uvas de otros tipos para producir vinos tintos más equilibrados y suaves. Menos del 15% de la producción del Ródano es blanco o rosado. 
Las producciones para la denominación más importante del Ródano, la AOC Côtes du Rhône, se limitan a 52 hectolitros por hectárea. Las bodegas del Ródano utilizan tradicionalmente el método de poda en vaso. Las cooperativas del Ródano representan las dos terceras partes de la producción; el 25% de los vinos del Ródano se destinan a la exportación.











( Hacer click en el mapa para agrandarlo )


VIÑEDO DEL VALLE DEL RÓDANO (RHôNE - FRANCIA)  

El viñedo del valle del Ródano (en francés, vignoble de la vallée du Rhône) es una región vinícola francesa que se extiende desde Vienne al Norte hasta Arlés en el Sur. Se reparte en dos regiones:

- Ródano Septentrional, (de Vienne a Valence)
- Ródano Meridional (de Montélimar a Arlés)

La superficie de producción es de 73.000 hectáreas.

La producción anual media es de 3,5 millones de hectolitros (465 millones de botellas) y provienen de 7000 explotaciones, siendo la superficie media de cada una de 10 ha. Sólo 2.000 de estas explotaciones son bodegas particulares; las otras se agrupan en cooperativas.

La denominación Côtes-du-Rhône, creada por un decreto de 1937 se reparte por 44.000 hectáreas de seis departamentos (Ródano, Loira, Vaucluse, Drôme, Ardèche y Gard).

La denominación «Côtes-du-Rhône-villages», creada por un decreto de 1966, afecta a 95 municipios del área geográfica de Drôme, de Vaucluse, de Gard y de Ardèche.

Variedades:
- Tintas: Syrah; Garnacha (Grenache); Monastrell (Mourvèdre); Cinsault; Cariñena.
- Blancas: Marsanne; Roussanne; Viognier; Grenache blanc; Clairette; Muscat




RÓDANO REGIÓN VITÍCOLA MÁS ANTIGUA DE FRANCIA 

El valle del Ródano cuenta con varias regiones diferenciadas. 
De norte a sur, Los cerca de 200 kilómetros que separan Vienne de Aviñón producen desde los tintos aromáticos de Cote-Rôtie, de dominante syrah, hasta los vigorosos tintos de Hermitage, el viñedo más famoso de la región, o los jóvenes y frutales a base de garnacha (grenache) de la zona mediterránea de Côtes du Rhône. 
Durante mucho tiempo, se consideró que el valle del Ródano estaba algo anticuado en materia de vinificación; en parte por culpa de sus laderas escarpadas, que muchas veces hacen imposible cualquier intento de mecanización. Sin embargo, el cultivo de la vid se practica desde tiempos remotos: es probable que las viñas del Ródano sean las más antiguas de Francia. Las soberbias cosechas de los años 80 y de la década de los 90 han servido para que la opinión internacional se interese por los vinos de la región. 
El Ródano nace en los Alpes suizos y recorre cerca de 800 kilómetros antes de desembocar en el Mediterráneo, cerca de Marsella, tras haber atravesado la frontera suiza en Ginebra. 
Las viñas se extienden de Vienne a Valence -Côtes du Rhône septentrionales- y de Montélimar a Aviñón -Côtes du Rhône meridionales, bastante más extensas. El río sigue su curso entre los Alpes, montañas jóvenes desde el punto de vista geológico, y el macizo Central, más antiguo, modelando gargantas y valles más abiertos. 
El norte de la región tiene clima continental, con primaveras suaves y veranos cálidos. Hacia el sur, el clima se vuelve mediterráneo, aunque atenuado por los efectos del mistral, viento frío del norte que puede soplar sin tregua durante días enteros. En el conjunto de la región se cultivan variedades tintas y blancas, pero no todas suelen dar buenos vinos en los mismos emplazamientos. Los tintos del norte incluyen vinos sencillos y ligeros, pero también los vinos oscuros y carnosos a los que la región debe su fama. 
Los tintos del sur proceden de varias cepas complementarias y tienden a parecerse: presentan aromas muy frutales, a veces especiados o que recuerdan las hierbas secas, y son más suaves que sus vecinos del norte. Los blancos del norte ofrecen un contraste marcado entre los vinos robustos y a menudo opulentos hechos de marsanne, y los deliciosos blancos delicadamente frutales de viognier. El sur, árido, hasta ahora había producido vinos blancos sin gran interés, pero la situación empieza a cambiar.

EL MISTRAL

El mistral (o maestral): Se trata de un viento frío, seco y violento, que alcanza corrientemente los 100 km/h y llega a pasar de los 200 km/h. Puede ser su causa el enfriamiento nocturno del suelo en las regiones costeras, pero cuando sopla muy fuerte se debe a un alza de la presión atmosférica en el noroeste europeo: el aire polar fluye así hacia las bajas presiones del Mediterráneo y al encontrar los obstáculos opuestos por el relieve (los Pirineos, el Macizo Central francés, los Alpes) pasa por las brechas que existen entre éstos, sufriendo entonces su velocidad un incremento considerable al ser reducida la sección de las venas.

En Francia es un viento frío del norte del golfo de León, provocado por una depresión en el golfo de Génova que atrae aire frío del norte. Puede ser especialmente intenso en el valle del Ródano. Ocurre en invierno y en primavera en el golfo de León. Crea un viento fuerte, frío, del noroeste, a lo largo de la costa, particularmente Marsella a Toulon, en el sudeste de Francia.

El mistral es un ejemplo de viento catabático, causado por aire enfriado sobre las montañas por la presencia de un sistema de alta presión o de enfriamiento radiativo. En el Mistral, el aire es enfriado arriba del Macizo Central, la meseta central de Francia, y los Pirineos. Sopla hacia abajo al valle del Garona, debido a que su densidad es mayor que en el entorno. La presencia del Garona y del río Ródano en el valle del Ródano crea un efecto túnel, acelerando el viento por el golfo.

En Marsella, en la mitad de los días del año, el tiempo se caracteriza por los vientos fríos del Mistral. Y afectan el tiempo en África del Norte, Baleares, Cerdeña, Sicilia, Malta, y el Mediterráneo, particularmente cuando un sistema de baja presión se forma en el Golfo de Génova.



DENOMINACIONES (AOC)



- Côtes du Rhône:
 
Côtes-du-Rhône (en idioma francés Colinas del Ródano), se aplica a vinos producidos en ambas márgenes del río Ródano, siendo la principal de las que integran la Región Vinícola del valle del Ródano y uno de los buques insignia de la viticultura gala (junto con Burdeos, Borgoña y Champaña). 

Las tierras de producción de la AOC Côtes-du-Rhône se extienden a lo largo del curso del río en la zona comprendida entre Vienne (al norte) y Aviñón (al sur). Se trata de un área de 73 000 hectáreas repartidas en dos regiones:

. Las Côtes-du-Rhône septentrionales (de Vienne hasta Valence).
. Las Côtes-du-Rhône meridionales (de Montélimar y Bourg-Saint-Andéol hasta Aviñón).

De ellas salen unos 3,5 millones de hectolitros anuales (unas 465.000.000 botellas), provenientes de 7000 explotaciones distintas (2000 de ellas privadas y el resto de tipo cooperativa).


COTES DU RHONE VILLAGES
  
 
Côtes du Rhône Villages: 
En 2008 eran 90 las comunas de los departamentos de Ardèche, Drôme, Gard y Vaucluse con derecho a emplear esta denominación.

.
 Ardèche: Bourg-Saint-Andéol, Saint-Just, Saint-Marcel-d'Ardèche, Saint-Martin-d'Ardèche
. Drôme: Bouchet, Mirabel-aux-Baronnies, Montbrison-sur-Lez, Nyons, Le Pègue, Piégon, Suze-la-Rousse, Taulignan, Tulette, Venterol
. Gard: Aiguèze, Castillon-du-Gard, Cavillargues, Comps, Cornillon, Fournès, Gaujac, Montfrin, Pont-Saint-Esprit, Pujaut, Roquemaure, Sabran, Saint-Alexandre, Saint-Hilaire-d'Ozilhan, Saint-Marcel-de-Careiret, Saint-Michel-d'Euzet, Saint-Nazaire, Saint-Pons-la-Calm, Sauveterre, Valliguières, Vénéjan
. Vaucluse: Bédarrides, Bollène, Buisson, Caumont-sur-Durance, Châteauneuf-de-Gadagne, Courthézon, Grillon, Morières-lès-Avignon, Orange, Richerenches, Saint-Marcellin-lès-Vaison, Saint-Roman-de-Malegarde, Sainte-Cécile-les-Vignes, Saint-Saturnin-lès-Avignon, Sorgues, Vaison-la-Romaine, Vedène, Villedieu
18 denominaciones específicas agrupan comunas con derecho de agregar su nombre al de Côtes-du-rhône como AOC. Se trata de:

. Cairanne, Massif-d'uchaux, Pan-de-dieu, Puyméras (parte en Drôme), Rasteau, Roaix, Sablet, Séguret, Valréas y Visan en Vaucluse.
. Rochegude, Rousset-les-vignes, Saint-maurice-sur-eygues y Saint-pantaléon-les-vignes en Drôme
. Chusclan, Laudun, Saint-gervais y Signargues en Gard.

Denominaciones locales: 
Más otras 15 denominaciones locales para grandes reservas: Beaumes-de-venise, Château-grillet, Châteauneuf-du-pape, Condrieu, Côte-rôtie, Cornas, Crozes-hermitage, Gigondas, Hermitage, Lirac, Saint-joseph, Saint-péray, Tavel, Vacqueyras, Vinsobres


Las Comunas y sus Características:

- Cairane:
 los viñedos de esta comuna están situados a los pies de las zonas altas del municipio, en el departamento del Vacluse, en dirección a las zonas planas de Die y Aigues, con unas 760 ha. Los suelos son pedregosos, de tierras rojas y areniscas, y arcillas. El clima es de tipo mediterráneo. Las variedades tintas son la Garnacha (50%), Syrah y/o Mourvedre, y otras en un 20%. Para los rosados utiliza Garnacha (50%), Syrah y Mourvedre (20%) y blancas (20%). Y, finalmente, en el caso de los blancos predominan la Garnacha Blanca, Clairette, Marsanne, Roussanne, Bourboulenc, Viognier y otras en un 20%.

- Chusclan:
 este municipio abarca cinco comunas cercanas y consta de 260 ha. Los suelos son pedregosos y los viñedos están situados en laderas y terrazas compuestas de arenas. El clima, aunque de tipo mediterráneo, tiene influencias del Mistral. Usa las mismas variedades de uva que la comuna anterior.

- Laudun:
 la zona contempla unas 300 ha sobre los viñedos Laudun, Saint-Víctor y Cotes Tresques. Los suelos son de tipo arenoso, con gravas en las laderas. El clima es mediterráneo, aunque con mucha influencia del Mistral. Las variedades son las mismas que las anteriores.

- Massif d’Uchaux:
 este viñedo, oficial desde 2005, ocupa unas 180 ha que se extienden sobre cinco comunas: Lagarde-Paréol, Mondragón Piolenc, Sérignan, Comtat y Uchaux. El viñedo se sitúa entre los 100 y los 180 m. Los suelos son ricos en sílices de piedras calizas y areniscas, y el clima es de tipo mediterráneo. Sólo produce vinos tintos: Garnacha (50%), Syrah y/o Mourvedre (20%), más otras en un 20%.

- Plan de Dieu:
 esta AOC geográfica-comunal también es oficial desde el año 2005, y consta de unas 370 ha sobre cuatro comunas: Coll-Aigues, Jonquiéres, Travaillan y Viol. Los suelos se basan en terrazas de aluviales con gravas calizas y arcillas coloreadas en azul. Es de clima mediterráneo con influencia del Mistral. Sólo produce vinos tintos con las mismas variedades y porcentajes que la comuna anterior.

- Puyméras:
 este viñedo de 80 ha está situado en una zona muy montañosa, a unas alturas que van de los 220 a los 600 m, sobre cinco comunas: Mérindol la Oliviers, Mohinas en Ouvéze, Falcon, St. Romani y Puyméras. Los suelos se componen de terrazas pedregosas, con guijarros, arenas y algo de arcillas. El clima es mediterráneo, aunque fresco debido a la influencia del monte Ventoux que supera los 1.900 m. Sólo produce vinos tintos con las mismas variedades y porcentajes que la comuna anterior.

- Rasteau:
 viñedo de unas 730 ha, que se sitúa en laderas, y abarca las tierras del mismo municipio. Los suelos son de piedras calcáreas marrones, margas y areniscas. El clima es mediterráneo, sin influencia del Mistral gracias a su orientación sur. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane.

- Roaix:
 viñedo que consta de unas 96 ha situado entre las poblaciones de Rasteau y Séguret. Los suelos son pedregosos y de arcillas rojas, con los viñedos en laderas. El clima es mediterráneo, aunque con influencia del Mistral. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane.

- Rochegude:
 sus 135 ha de viñedo están situadas en el mismo municipio, con los suelos formados por arcillas, areniscas rojas y sílices. El clima es mediterráneo, aunque con influencia del Mistral. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane.

- Rousset des Vides:
 es un viñedo pequeño, de 52 ha, que se sitúa dentro del término municipal. Las viñas se encuentran en laderas altas, con suelos arenosos y rocosos. El clima es mediterráneo y está protegido de la acción del Mistral. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane.

- Sablet:
 este viñedo, de unas 230 ha, linda con el viñedo de Gigondas en la parte septentrional (Dentelles du Montmirail). Los suelos son de arcillas rojas, rocas y areniscas rojas. El clima es mediterráneo, aunque con influencia del Mistral. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane.

- Saint-Gervais:
 este viñedo, de unas 137 ha, está situado en laderas y ocupa todo el término del municipio. Los suelos se componen de arenas, arcillas rojas y gravas, y el clima es mediterráneo. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane.

- Saint-Maurice:
 viñedo que consta de unas 135 ha y que se extiende sobre todo el territorio del municipio, donde los suelos están compuestos de arcillas y gravas con zonas de piedras calizas y areniscas. El clima es mediterráneo, pero abrigado del Mistral debido a la orientación norte-sur de los viñedos. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane.

- San Pantaléon-les-Vignes:
 viñedo que consta de unas 60 ha y se sitúa en laderas, en terrenos del propio municipio, con suelos de arcillas, piedra caliza, gravas y areniscas. El clima es mediterráneo y está protegido del Mistral. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane. Séguret: viñedo de 70 ha situado en laderas, en el término del mismo municipio, a los pies de las denominadas «Dentelles du Montmirail». Lo suelos son terrazas de tierras calcáreas, arcillas y gravas. El clima es mediterráneo, con influencia del Mistral. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane.

- Signarques:
 este viñedo, de unas 320 ha, es el más meridional de estas AOC geográficas-comunales, y abarca cuatro comunas: Domazan, Esézarques, Rochefort du Gard y Saze. Las viñas están situadas en terrazas con altitudes de unos 150 m, con suelos de guijarros, arenas y margas. El clima es mediterráneo, bastante caluroso e influido por el Mistral. Uvas/vinos tintos (sólo tintos): Garnacha (50%), más Surah y/o Mourvedre (20% como mínimo), más otras en un 20%.

- Valréas:
 viñedo de 480 ha situadas en laderas y en terrazas, en las tierras del propio municipio, sobre suelos de arcillas rojas. El clima es mediterráneo, pero con influencia de los vientos de los Alpes. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane.

- Visan:
 viñedo de unas 420 ha que se sitúa en los antiguos dominios de los papas, en tierras del propio municipio. Lo suelos son de arcillas, gravas y calizas. El clima es mediterráneo, pero bajo la influencia del Mistral. Usa las mismas variedades de uva que la comuna de Cairane.




COTES-DU-RHONE SEPTENTRIONALES / EL NORTE DEL RÓDANO

En la ribera septentrional del Ródano las viñas están plantadas en bancales excavados en las laderas de la montaña. Algunos conocedores pretenden diferenciar los vinos de la orilla izquierda, más pesados y alcohólicos, de los de la orilla derecha, más finos. El suelo es granítico o esquistoso, y las cepas marsanne, roussanne y viognier producen los vinos blancos, mientras que los tintos proceden exclusivamente de la variedad syrah.

- Côte Rôtie:
 
Las riberas septentrionales del Ródano comienzan en Côte-Rôtie, en la margen derecha del río. Es el viñedo más antiguo de las Côtes-du-Rhône. En la actualidad lo constituyen 195 hectáreas. El viñedo se asienta sobre un suelo esquelético de pendientes muy inclinadas y de difícil laboreo. En recuerdo del Señor de Maugiron de Ampuis, que hizo testamento dividiendo sus tierras entre sus dos hijas, una rubia y la otra morena, se hace la distinción entre la Côte-Blonde (laderas de tierra amarillo-ru-bia) y la Côte-Brune (laderas de tierra marrón). En la primera se elaboran vinos tintos finos y delicados, mientras que en la segunda son más robustos y de color más intenso. Aunque en esta pequeña zona vitivinícola sólo se producen vinos tintos obtenidos a partir de la variedad syrah, en su composición interviene la variedad blanca viognier en una proporción máxima del 20 %. La abundante insolación, el fuerte calor y la reverberación del río permiten la intensa maduración de las vendimias tintas.

Los vinos de la Côte-Rôtie son elegantes, difíciles de encontrar y aptos para la guarda. Presentan un color granate oscuro y su bouquet es delicado y fino, con aroma dominante de frambuesa y especias, y un toque de violeta. Son vinos muy estructurados, tánicos, que dejan un largo recuerdo en boca.

- Condrieu:
 
Lindando con la Côte-Rôtie, a tan sólo 11 km de Vienne, sobre la orilla derecha del Ródano, se encuentra la AOC Condrieu. Los suelos graníticos (mica) dan personalidad al viñedo. En esta superficie de 108 hectáreas, sólo los vinos procedentes de la variedad blanca viognier pueden acceder a la AOC. Este vino blanco, seco o dulce, es a la vez graso y de buena elasticidad sin perder el frescor que le proporciona su acidez. Es muy perfumado, con predominio de los aromas florales de violeta y frutales que recuerdan el albaricoque.

- Château-grillet:
 
Siguiendo hacia el sur, sobre la misma orilla derecha del río, se encuentra Cháteau-Grillet. Esta AOC sólo la configura un único pago de 3,5 hectáreas. Está asentado en terrazas graníticas bien expuestas al sol, al abrigo del viento, aisladas en un circo que domina el valle del Ródano. De este particular terruño se elabora vino blanco con la cepa viognier. Son vinos algo pastosos (grasos), de color intenso, con aroma de violeta, un paladar muy marcado por la almendra y notas de moscatel en los años de buena madurez. Es un vino escaso y muy caro.

- Saint-Joseph:
 
Un poco más al sur, en Saint-Joseph, las 650 hectáreas de viñedo se asientan en pronunciadas laderas graníticas con hermosas vistas de los Alpes, el monte Pilat y las gargantas del Doux. Se elaboran vinos tintos de syrah, elegantes, finos, relativamente ligeros y tiernos, con sutiles aromas de frambuesa, de pimienta gris y de arándano. Los blancos se obtienen a partir de las variedades roussanne y marsanne y recuerdan algunos hermitage. Son grasos, con perfume delicado de flores, fruta y miel.

- Cornas:
 
Esta AOC posee 102 ha y unos rendimientos de 34 hl/ha. Los viñedos se sitúan en el municipio del mismo nombre.

Los suelos se componen de limos, depósitos de granitos y terrazas de granitos, donde las viñas están en laderas de fuerte inclinación. Los viñedos suelen tener dos orientaciones: los orientados al sudeste y los orientados al sur; estos últimos, debido a su soleada exposición y madurez, producen la primera cosecha de vinos tintos en toda la zona.

El clima es muy soleado y de tipo mixto, con influencias septentrionales (norte) y meridionales (sur).

Los vinos de largas maceraciones suelen tener dos años de envejecimiento en barricas de roble. Las variedades son: Syrah (tinta).

- Saint-Péray:
 
Esta AOC sólo produce vinos blancos tranquilos y espumosos de las cepas Roussanne y Marsanne, en un viñedo de dos municipios. Tiene 52 ha con unos rendimientos de 32 hl/ha.

Los suelos se componen de granitos, loess y piedras calizas descompuestas.

El clima cambia entre las colinas y la parte del valle, y es en general de tipo continental cálido.

Las variedades son las blancas Marsanne y Roussanne (suelen fermentar tanto en barricas de roble nuevas o con fermentaciones parciales en madera e inoxidable). También destacan los vinos espumosos elaborados con Marsanne y Roussanne a partir del método tradicional con nueve meses de crianza como mínimo.






- L’Hermitage: 
Este viñedo tiene 134 ha, con unos rendimientos de 32 hl/ha. Los viñedos se extienden sobre las comunas de Tain-L’Hermitage, Croze-Hermitage y Lar- nage, situadas en la ribera izquierda del río Ródano.

Los suelos se componen de arenas, micas y granitos, con zonas donde abundan los guijarros de rocas con cantos rodados, típicas de algunos lieu-dits, como Bessards, Greffieux, Rocoule, Beaumes, etcétera.

El clima es de tipo continental septentrional. Los viñedos de la parte norte están situados al abrigo de los vientos fríos y el resto, que son la mayoría, se orientan al sur y tienen un buen nivel de insolación.

Las variedades son: la tinta Syrah (permitido un 15% de Marsanne y Roussanne) y las blancas Marsanne y Roussanne.

Los vinos tintos necesitan de aireación, ya que la Syrah de esta zona suele reducir bastante, aunque es encantadora, y posee raza y longevidad; los blancos pueden ser longevos, y son vinos carnosos con aromas a almendra y frutas, con fondos florales.

- Crozes-hermitage:
 
Estas dos AOC se extienden sobre la orilla izquierda del Ródano. La superficie de plantación -algo más de mil hectáreas- es la más importante en volumen de la región septentrional del Ródano.

Los suelos de Crozes-Hermitage son más ricos que los de Hermitage, lo que provoca que sus vinos tengan menos fuerza. Los tintos son afrutados, elásticos, aromáticos y, por regla general, se consumen jóvenes. Los blancos son secos y frescos, de color pálido y aroma floral.
 

El terruño de Hermitage, muy bien expuesto al sur, abarca 126 hectáreas de viñedo.

El hermitage, tinto de color rubí-púrpura, tánico y extremadamente aromático, necesita muchas veces de una larga crianza (cinco a diez años) antes de alcanzar un bouquet de una riqueza y una calidad poco corrientes. Es, pues, un gran vino que acompaña contundentes platos de caza y carnes rojas. El hermitage blanco, elaborado con las variedades roussanne y, sobre todo, la marsanne, es un vino muy fino, poco ácido, muy perfumado y un tanto pastoso sin ser dulce. Las grandes añadas, tanto en blanco como en tinto, pueden soportar un envejecimiento de treinta o cuarenta años.

- Clairette de Die:
 
Entre la zona septentrional y meridional de Côtes-du-Rhône se encuentra el pequeño viñedo de Die, cuna de un delicioso vino espumoso con AOC, la Clairette de Die. El viñedo ocupa las vertientes de la zona media del valle del río Dróme, entre Luc-en-Diois y Aouste-sur-Sye. Este vino espumoso se elabora principalmente con la variedad muscat de grano pequeño (moscatel) -un mínimo del 70 %- y el resto con la variedad local clairette. Esta cepa, que estuvo antiguamente muy extendida en Cataluña, sirve de base a otro espumoso tradicional: el crémant de Die. La fermentación se realiza por el método llamado "ancestral", en la botella, sin añadido con licor de expedición.

- Crémant de Die:
 
Espumoso tradicional, el crémant de Die. La fermentación se realiza por el método llamado "ancestral", en la botella, sin añadido con licor de expedición. Con la variedad de uva muscat de grano pequeño (moscatel).



VIÑEDOS DEL VALLE DE LA DROME


- Coteaux du Die:
 
Abarca vinos blancos tranquilos. Entre ellos, destacan el Cremant du Die (a partir de la cepa Clairette y con el método champenoise) y el Clairette du Die (a partir de la cepa Muscat, en un 75%, y la Clairette, mediante el método Dioise o rural).

- Châtillon-en-Diois:
 
Esta AOC se sitúa en trece comunas del área de la AOC Clairette du Die situadas al este de la zona, entre Die y Luc-en-Diois. La superficie de la viña es de 60 ha.

Los vinos blancos se producen en toda la zona a partir de las cepas Chardonnay y Aligoté. Los vinos tintos se producen en la comuna de Chátillon a partir de las cepas Gamay (75%), Pinot Noir, y Syrah como complementaria.





COTES-DU-RHONE MERIDIONAL / SUR DEL RÓDANO

En los vinos de esta zona domina la cepa Garnacha, junto a Syrah y Mourvedre. También trabajan con las Cinsault Noir, Mourvedre, Muscardin, Counoise, Carignan, Picpoul Noir, Vaccares, Clairette, Bourboulenc Blanc y Ugni Blanc.

La vendimia es menos tardía y la vinificación tiene una permanencia en cuba inferior, aunque las nuevas vinificaciones nada tienen que ver con las tradicionales. Algunos elaboradores despalillan toda la vendimia para suavizar el vino, dándole más finura.

- Côtes du Vivarais:
 

Esta AOC, del año 1999, tiene unas 700 ha y está situada en la región vinícola del Ardéche, en la ribera izquierda del Ródano y a ambos lados de las gargantas del río Ardéche, en la meseta de Gras, a 25 m. Hay nueve comunas en esta región y cinco comunas en el Gard. Los suelos son rocosos, de piedras calizas, gravas y margas. El clima es mediterráneo, aunque con influencia del Mistral.

Las uvas utilizadas para tintos y rosados son Syrah y Garnacha. Para los blancos, destacan la Garnacha Blanca y la Marsanne.

- Coteaux du Tricastin:
 

Esta AOC está situada en la orilla izquierda del Ródano (Provenza-Dauphine), entre Montelimar y Bolléne. Consta de unas 2.850 ha plantadas sobre veintiuna comunas vinícolas. Los suelos son de arcillas, arenas y rocas calizas sobre un área típica de bosque bajo mediterráneo. El clima es de los más septentrionales de todo el valle del Ródano, bajo la acción de la montaña de Lance, lo que hace que haya zonas de la AOC donde entre directamente el clima mediterráneo; los inviernos son duros y los veranos son secos, en función de la orientación.

Las uvas utilizadas para tintos son Syrah y Garnacha. Para los rosados, destacan los blancos, como la Cinsault, Garnacha, Syrah y Carignan. Y para los blancos, Garnacha, Clairette y Bourboulenc, más Viognier, Rousanne y Marsanne.

- Coteaux du Lyonnais:
 

La zona de producción está situada en la zona más amplia al sudoeste de Lyon, en la ladera derecha del Ródano, siguiendo al oeste y al norte. Está compuesta por 49 comunas del departamento del Ródano.

Es AOC desde el año 1984, y contempla unas 350 ha de viñedo en el que dominan los vinos blancos de Chardonnay y Aligoté, y los tintos de cepa Gamay, que se producen, incluso, en la típica maceración carbónica.

- Gigondas:
 

Este viñedo está situado en el término municipal de la ciudad de Gigondas, sobre 1.200 ha, con unos rendimientos de 30 hl/ha.

Los suelos están formados por laderas y terrazas rocosas, aluviales y arcillas rojas. El clima es cálido, ya que toda la orientación es al sur, aunque la acción del Mistral está muy presente.

Para los vinos tintos usan: Garnacha Negra (80%), Mourvedre y Syrah (15% como mínimo), más Carignan (10% como máximo), y el resto de las variedades citadas.
 

Es típica la fermentación y estancia de estos vinos en grandes toneles de roble. Para la elaboración de los blancos destacan las siguientes variedades: Garnacha (80%), Carignan (25% como máximo), más el resto de todas las variedades.

- Muscat de Beaumes-de-Venise:
 

La zona de este exquisito vino dulce se sitúa en las laderas de la ciudad del mismo nombre, pero en el lado sur, bien soleado, junto a las Dentelles de Montmirail.

Consta de unas 503 ha, con unos rendimientos de 25 hl/ha. Los suelos están compuestos de margas arenosas y arcillas, en la parte más al sur, y de piedras calizas, en la parte más al norte. El clima es de tipo mediterráneo, caluroso y seco, con una influencia moderada del Mistral.

Elaboran los vinos con la uva Muscat de Frontignan de grano menudo. Esta debe tener un contenido en azúcar superior a los 252 g/l. Se corta durante la fermentación con alcohol vínico de 95° como mínimo. El vino final ha de tener una riqueza en azúcares de 110 g/l y un grado adquirido de 15°. Es un vino dorado, fresco y de un aroma y sabor embriagadores.

- Côtes du Ventoux:
 

Esta AOC se sitúa entre Avignon y Orange, y su capital es la ciudad de Carpentras. Los viñedos cubren casi 6.000 ha, que se sitúan en las laderas del monte Ventoux, uno de los más altos de toda la Provenza (1.912 m), y con orientación sudoeste. Los suelos son de piedras calizas, cantos rodados, gravas y aluviales. El clima, muy soleado, es de tipo mediterráneo y está abrigado, en parte, de la acción del Mistral.

Las uvas utilizadas para tintos y rosados son Syrah, Garnacha, Mourvedre, Carignan y Cinsault (principales, más Picpoul Noir, Counoise, Clairette, Bourboulenc, Grencah Blanc y Roussane; las blancas intervienen en los rosados). Para los blancos, destacan la Clairette, Bourboulency Garnacha Blanca, más un 30% de Roussanne.

También se elabora un vino dulce de la variedad Moscatel denominado VND Muscat de Ventoux.









- Châteauneuf-du-Pape:
 

Este viñedo tiene unas 3.133 ha y unos rendimientos de 31 hl/ha (año 2005). Se extiende sobre todo al municipio de Cháteauneuf-du-Pape y sobre parte de las siguientes comunas vinícolas: Bédarrides, Courthézon, Orange y Sorgues. Es una vieja viña de Garnacha que se asienta sobre cantos rodados.

Los suelos son muy pedregosos y profundos, compuestos de cantos rodados, con láminas de cuarzos, arenas y arcillas mezcladas. Los cantos rodados funcionan como retenedores del calor diurno, que llega a las cepas por la noche, lo que facilita la maduración.

El clima es uno de los más secos de toda la región del Ródano, con unas 2.800 h de sol y el azote del Mistral.
 

Es uno de los escasos vinos del mundo que se puede elaborar hasta con trece cepas diferentes, entre tintas y blancas: Garnacha, Syrah, Mourvedre, Cinsault, Muscardin, Counoise, Clairette, Bourboulenc, Picpoul, Roussanne, Terret Noir, Picardan y Vaccarese.

Aunque existen estas trece cepas, no todos los vinos se elaboran de la misma manera, ya que en algunos domina la Syrah y, en otros, la Garnacha. No obstante, el coupage de cepas más utilizado es Garnacha, Cinsault, Mourvedre, Syrah, Muscardin, Counoise, Clairette y Bourboulenc. En los blancos suelen dominar las cepas Roussanne o Garnacha Blanca.

- Vacqueyras:
 

Viñedo de 1.300 ha, con unos rendimientos de 32 hl/ha. Abarca el territorio de dos municipios, Vacqueyras y Ramsbury. Los suelos son terrazas de tierras de aluviales, y el clima es caluroso y seco.

La variedades utilizadas para los vinos tintos son: Garnacha Negra (50%), Syrah y Mourvedre (20%), Carignan (10%), más otras variedades de la zona. Los tintos suelen tener un envejecimiento de doce a dieciocho meses. Para los rosados destacan las siguientes: Garnacha Negra (60%), Mourvedre y Cinsault (15% como mínimo). Finalmente, en la elaboración de los blancos intervienen las uvas Clairet- te, Garnacha Blanca, Bourboulenc Blanc, Roussanne, Marssanne y Viognier (no superior al 80% de cada una de ellas).

- Tavel:
 

Esta AOC está situada en la ribera derecha del río Ródano, municipio de la ciudad del mismo nombre, en el Departamento del Gard, sobre unas 930 ha y unos rendimientos de 42 hl/ha.

Los suelos se componen de calizas, guijarros, arenas y gravas, gravas con calizas, arcillas rojas y cuarzos rotos. El clima es de tipo mediterráneo, aunque con la acción del Mistral.

Las uvas utilizadas para los vinos rosados son Garnacha (15%), Cinsault, Calirette Blanc y Noir, Picpoul, Calitor, Bourboulenc, Mourvedre y Carignan y Syrah (10% como máximo). Se trata de los grandes rosados del Ródano, frescos y diferentes.

- Lirac:
 

Estos viñedos constan de unas 620 ha, con unos rendimientos de 30 hl/ha, y abarcan cuatro municipios: Lirac, Roquemaure, Saint-Laurent-des-Arbres y Saint-Geniés-de-Comolas, que se sitúan en la ribera derecha del río Ródano, en el departamento de Gard. Los suelos se componen de terrazas con guijarros, loess y arenas. El clima es de tipo mediterráneo, bajo la influencia del Mistral.

En la elaboración de los vinos tintos y rosados intervienen las siguientes variedades: Garnacha Negra, Cinsault, Syrah y Mourvedre. En la de los blancos, Bourboulenc, Clairette y Garnacha Blanca.

- Rasteau:
 

Esta AOC de vinos dulces (VDN) está situada en los municipios de Rasteau, y unas veinte parcelas se encuentran en el municipio Cairanne-Sablet.

Consta de unas 41 ha, con unos rendimientos de 27 hl/ha. Lo suelos son marrones, de piedras calizas, areniscas rojas y pobres, con orientación sur. El clima es mediterráneo, soleado y muy caluroso.

Las uvas que intervienen en la elaboración del vino son Garnacha Negra (90%), más otras, como Malvasía y Maccabeo, en un 10% como máximo. La riqueza en azúcares de las uvas ha de ser de 152 g/l.

Los vinos VDN se elaboran, básicamente, de la variedad tinta Garnacha (100%). El grado alcohólico de fermentación suele estar entre un 5 o 10° máximo, y es en ese momento cuando se corta con alcohol vínico de 95°. El vino final ha de tener un grado adquirido total de 15°. Se trata de uno de los grandes vinos dulces tintos de Francia, que también puede ser de tipo rancio.

- Côtes du Luberon:
 

Esta AOC se sitúa al sudeste de Avignon, y consta de unas 2.600 ha de viñedos sobre 36 municipios divididos en tres zonas (sudeste del Vaucluse). Los suelos son muy variados, en función de las tres zonas principales: piedras calizas y margas, piedras calizas erosionadas y margas con piedras calizas. El clima es de tipo mixto: mediterráneo con influencia continental marcada por la cercanía de los Alpes.

Las uvas utilizadas para tintos y rosados son Syrah y Garnacha (60%), más Mourvedre, Cinsault y Carignan (20%), además de otras como Picpoul Noir, Counoise Noir, Gamay y Pinot Noir. Para los blancos, destacan la Garnacha Blanca y la Ugni Blanc (50%), más Clairette, Vermentino Blanc (Rolle), Bourboulenc Blanc, y las secundarias, Marsanne y Roussanne.

- Clairette de Bellegarde:
 

Esta AOC pertenece a la zona del Languedoc-Rosellón, pero forma parte del territorio de Costiéres de Nimes, y como viñedo, del valle del Ródano. Está situada a medio camino entre Nimes y Arles y, concretamente, el área corresponde a la comuna de Bellegarde. Consta de unas 40 ha, en las que se producen vinos blancos a partir de la cepa Clairette. El clima es de tipo mediterráneo, pero con influencia de la Tramontana y el Mistral.

Produce vinos blancos secos y, ocasionalmente, blancos melosos a partir de la uva Clairette.

- Costières de Nimes:
 

Esta AOC está situada al sur del valle, en el cruce de las denominaciones de Languedoc-Rosellón y la Provenza; en realidad, parte de su territorio pertenece a estas dos zonas. Se extiende sobre 10.000 ha, aunque sólo hay plantadas unas 4.200 ha, que se ubican en la orilla derecha de río Ródano (valle del Ródano), con parte del viñedo en las colinas que bordean este gran río.

Los suelos están formados por colinas y mesetas (plateaux) que oscilan entre los 20 y los 130 m de altitud. La composición de la tierra es de guijarros, con sílices y gres. El clima es de tipo mediterráneo, aunque marítimo en las zonas más bajas que se dirigen hacia el mar, con lluvias muy concentradas y con influencia del Mistral, que avienta los viñedos y los protege de posibles enfermedades.

Las uvas utilizadas para tintos y rosados son Syrah, Garnacha, Mourvedre, Carignan y Cinsault. Para los blancos, destacan la Garnacha Blanca, Marsanne, Roussanne, Clairette, Bourboulenc, Maccabeo y Rolle.

Los vinos más importantes son los siguientes: Vieux Reíais, Mas Neuf y Mas de Brezadse.






El Ródano en Verema
Côtes du Rhône: Introducción a los vinos del Rodano

Autor: Fede Vidal ( 7 de Enero de 2012 )
Tema: Introducción a los vinos del Ródano

No cabe duda que la zona vinícola conocida como Côtes du Rhône  tiene como elemento configurador el valle del Ródano, el cual se extiende a lo largo de 200 Km y en línea casi recta hacia el sur, teniendo a la derecha los Alpes y a la izquierda el Macizo Central. Al norte Vienne y al sur Avignon, configuran sus lindes y contienen 50.000 Ha de viñedos en 6 departamentos y 160 municipios.
La longitud de Côtes du Rhône permite disponer de dos climas diferenciados, el norte es de marcado carácter continental, y por lo tanto más frío, el sur presenta temperaturas muy elevadas en verano y suaves en invierno. Así pues se puede distinguir entre el Ródano Norte y el Ródano Sur, el primero con mayoría de monovarietales y el segundo con  más mezcla de variedades.
Históricamente ya se cultivaba la viña en la época  gala y romana, pero hasta el siglo XVI estos vinos fueron perjudicados por los de Borgoña por razones geográficas y políticas. Durante el siglo XIX la Côtes du Rhône a dar a conocer por Francia, pero no fue hasta la segunda mitad del siglo XX, cuando alcanzaron el prestigio que tienen  hoy en día, prestigio paralelo al auge y desarrollo de la variedad Shiraz, que en esta zona alcanza una de sus máximas expresiones mundiales. La revolución francesa triunfó en estas tierras y por ello, es más habitual encontrar “Domaines” que “Chateaux” salvo en Chateauneuf du Pape, donde sí persisten propiedades anteriores a la revolución.
En tintos la cepa predominante  en el Ródano Norte es la Shiraz, pero no es la única, ya que junto a ella tenemos la garnacha y la mouvèdre; junto a estas y como cepas menores hallamos la cinsulat, y la carignan. En blancos la principal es la viogner, junto con la cual aparecen la marsanne y rousanne, clairette, grenache blanc, counnoise, y bourboulenc.
El sistema de clasificación de los vinos de Côtes du Rhône es simple y fácilmente comprensible, y además carece de las graduaciones propias de Burdeos. En la base nos encontramos con  la denominación genérica “Côtes du Rhone”. Después la denominación Côtes du Rhone Villages que se divide en dos categorías, la simplemente “Villages” sin citar el nombre del pueblo y pago concreto y las que pueden añadir el nombre de su municipio. Las primeras son unas 95 y las segundas unas 16. En la cúspide nos encontramos con  los  “crus” con denominación de origen propia, siendo de señalar que estas omiten cualquier referencia a su origen “Côtes du Rhône”. Estos pagos afortunados son 13. Unos ejemplos para clarificar estos conceptos: Si compramos un Côtes du Rhône sin  ninguna otra indicación sólo podremos intuir de qué zona concreta  procede el vino por el domicilio de la bodega, y aún así este dato puede ser inexacto, por adquisiciones o mezclas. Si compramos un Cote du Rhône Villages, tampoco tendremos más datos salvo que procede de uno de los 95 municipios autorizados de los departamentos de Drône Gard o Vanclouse. En cambio si adquirimos a un Còtes du Rhone St Gervais; Sablet, Segures, Visan,  etc  aquí, al menos  ya tenemos la constancia cierta del municipio de  donde procede el vino que contiene la botella Y por último si compramos un AOC de denominación conocemos el municipio (o agrupación de municipios) preciso de procedencia. Como he dicho estas zonas con AOC propia son 13 y no me resisto a citarlos: Norte: Côte Rôtie; Condrieu; Chateau Grillet; Saint Joseph; Crozes Hermitage; Hermitage, Cornas; St Péray; y Sur: Chateauneuf du Pape; Gigondas; Vacqueyras; Lirac y Tavel..
A estos vinos se les denomina simplemente “crus” y no existe la diferencia Gran Cru o Premier Cru, como en Borgoña, ni, como ya ha he dicho una graduación de los mismos, como en Burdeos. Tampoco el concepto “cru”, entendido como “pago”, coincide con el modelo borgoñón ya que aquí  es muchísimo más amplio y un cru puede abarcar y de hecho lo hace, campos de cultivo dispersos en varios municipios, por lo tanto la situación de “monopole”, también resulta casi impensable, así como que se identifique una AOC con una viña concreta y delimitada, como también sucede a veces en Borgoña.
Para concluir quiero indicar que en esta zona los métodos biológicos tienen bastante implantación, lo siguen muchos viticultores como Laurent Combier en su “Clos des Gives”: F. Chastan “Clos de Jouncas”; el original Aubry Laurent con sus vinos “Le Gramenon”
A continuación os propongo un breve examen de algunas de las  AOCS más significativas, que a mi parecer serían en el Norte: Côte Rôtie, Saint Joseph, Crozes Hermitage y Hermitage y en el Sur Chateauneuf du Pape.

Vinos del Ródano: AOCS o Denominaciones de Origen

 CÔTE RÔTIE
La Côte Rôtie ( ladera quemada o refrita, en alusión, es de suponer a su elevado grado de insolación) se sitúa en la extremidad septentrional del valle, en la orilla derecha, dispone de unas 100 Ha , de terreno abrupto expuestos al sur –este, donde se cultiva en terrazas sostenidas por empalizadas; comprende terrenos en los pueblos de Ampuis, Tupin- Semons y Saint Cyr. La Shiraz es casi exclusiva, aunque a veces se le une un poco de viogner. Se producen unos 4.500 hl de vino que debe esperar entre 5 y 10 años para su consumo y puede envejecer entre 20 y 30 años. Generalmente es generoso, elegante, y en nariz acostumbra a presentar frambuesa, casis y violetas
Hasta hace unos 20 años se distinguía entre vinos “Còte brune” shiraz, y “Côte blonde”, mezcla de Shiraz y viogner, pero hoy en día tal diferencia ya no existe.
Algunos de los más afamados productores son: Vernay; Jean Luc Famet, Paul Jaboulet; E Guigal; Pierre Gaillard; M. Chapoutier y Giles Bargue.
SAINT JOSEPH
Es una OAC curiosa porque sigue la línea del río , pegada al mismo por el margen derecho desde Sant Michel Sur Rhône hasta Chateaubourg, 26 pueblos y unas 600 HA. Produce en tintos shiraz, que son densos y frautados y en blancos marsanne con rousanne en menor cantidad.
Aquí podemos citar a Raymond Trollat, Yves Cuilleron, Jean-Louis Grippat, Louis Chèze,  y Jean-Luc Colombo
CROZES HERMITAGE
Son 1.200 Ha de terrenos ligeros y llanos cubiertos de grava, aunque al norte se encuentran graniticos y al sur pedrosos. Predomina el Shiraz en tintos y son más ligeros y menos duraderos que los Hermitage. En Blancos rousanne y marssanne menos elegantes que los de Hermitage.
Aquí se pueden citar M. Chapoutier; Paul Jaboulet (Domaine de Thalabert) Laurent Combier; y Alain Graillot, seguido por su hijo Máxime con su prometedor Domaine des Lises
HERMITAGE
El nombre procede de una ermita construida en 1224 a la que se retiró un caballero cruzado para hacer penitencia a la vuelta de las cruzadas contra los Cataros. Sin duda tendría muy buenas razones para ello, vistas las barbaridades que se hicieron  en el sur de Francia, (recuerdo la famosa frase de “matarlos a todos que Dios reconocerá a los suyos” de Arnaldo de Amalrich al bestia de Simón de Montfort que siguió la orden al pie de la letra en el sitio de Beziers). Claro esta que nuestro caballero, que se llamaba Gaspard de Stérimberg, empezó a hacer vino pues tanta penitencia exigía al menos algo de compensación con buenos caldos. En esto, otros ermitaños siguieron su ejemplo et voilá ! ya tenemos el Hermitage. El nombre fue tomado por los vinos de Penfolds Grange para hacer su famosísimo Hermitage. Son terrenos principalmente graníticos.
Son 130 Ha .a la izquierda y unas 5.000 Ha a la derecha del río. El tinto es Shiraz pero contiene o puede contener en algunas añadas hasta un 15% de marsanne o roussanne ( blancas). Este reputadísimo vino puede alcanzar sin problemas los 30 años. El banco es principalmente marsanne con roussanne en cantidad menor, alcanza también una larga vida.
Son de citar los siguientes productores: Gérard Chave, Chapoutier,: (Chante-Aloutte es un reputado vino), Delas, Jean-Louis Grippat, Marcel Guigal, Paul Jaboulet Aîné, Marc Sorret.
CHATEAUNEUF DU PAPE
También denominado “El vino Papal”, refiriéndose a Juan XXII que se hizo construir un castillo en esta Ciudad en el siglo XIV, y propulsó el cultivo de la vid. Todavía hoy existe un  vino procedente de la viña por él creada el “Clos de Papes” que lleva la mención “Terroir Castelpapal".  Se trata de unas 3.000 Ha en 5 municipios que son : Châteauneuf, Courthézon, Bédarrides, Orange y Morgues.
El suelo es de arena y arcilla con la particularidad que se halla cubierta de grandes guijarros rojizos redondos, llevados hasta allí por un antiguo glaciar del Ródano y que actúan, junto con la arcilla como termorreguladores.
Están autorizadas 13 variedades, y las más usadas son grenache, cinsault, mouvèdre, shiraz, mouscardin, counoise, clairette y bourboulenc, siendo la predominante la grenache aquí por encima de la Shiraz si bien esta aumenta progresivamente
La  producción de tintos está sobre unos 100.000 Ha , pero también existe una pequeña parte de blancos , de unos 10.000 Ha , muy reputada.
Los principales productores son:
Domaine de Beaucastel de P. Perrin, el cual usa o usaba hasta hace unos años un método de vinificación en tintos un tanto especial, calentando el mosto con vapor de agua a 80 º, al salir de la estrujadora para favorecer de este modo la extracción de tanino.
Domaine de la Janasse de Cristophe Sabon ; Château Rayas ; Domaine de la Vieille Julienne ; Domaine du Vieux Telegraphe ; Chàteau La Nertre, entre muchos otros.

Son vinos en general caros y algunos de culto, que deben descansar en botella entre 5 y 6 años antes de abrirse, y les conviene decantador. Acompañan muy bien la caza y quesos duros.






Artículos de Luis Gutiérrez en El Mundo

El Ródano I

VIOGNIER

Cansados de la chardonnay, aficionados y viticultores españoles en busca de castas blancas internacionales empiezan a interesarse por la viognier, muy de moda pero de la que sabemos poco. Su patria está a unos kilómetros al sur de Lyon, en la zona de Condrieu, que produce fragantes, complejos y untuosos blancos elaborados con esta variedad, la única autorizada en la apelación.

En esta zona del Ródano septentrional afables y corteses bodegueros cultivan sus viñas en parajes abruptos, de imposible mecanización, vinifican sus uvas en sencillas naves adosadas a sus casas y venden por anticipado a los pocos meses de la vendimia. Hombres de campo orgullosos de la calidad de sus vinos que pisan, trabajan y viven a fondo su tierra.


La denominación de origen Condrieu comprende unas 93 ha de viognier repartidas en los municipios de Vérin, Saint-Michel y Condrieu. Junto a ella, la diminuta apelación de Château-Grillet dispone de otras 3 ha de esta casta, en viñedos aterrazados sobre suelos de granito, que dan lugar a un gran blanco difícil de clasificar y con la particularidad de una crianza de año y medio en barrica, cuya elaboración en los 20 últimos años ha sido muy criticada.


En empinadas laderas y con la premisa de plantar a la máxima altitud posible, los viticultores otorgan una gran importancia al terruño y buscan para la viognier un microclima fresco que pueda aportar acidez -que no suele sobrarle a esta uva- a los vinos, suelos pizarrosos y sueltos, y una alta densidad de plantación que haga sufrir a la cepa, favorezca la competencia radicular y facilite el control de los rendimientos. Además el cultivo en pendiente posibilita un perfecto drenaje natural por desprendimiento y evacuación del agua hacia las zonas llanas.


Delicada y elegante, la viognier es una casta de racimo compacto y baya pequeña que tiene en las heladas primaverales a su principal enemigo. De difícil cultivo, escaso rendimiento, débil constitución y fuerte carácter, a partir de esta uva se producen blancos muy aromáticos, con elevado grado alcohólico, baja acidez y un inconfundible color amarillo dorado.


No es la viognier una variedad de gran longevidad. Sólo los mejores productores en las grandes añadas son capaces de hacer vinos que resistan con dignidad el paso por barrica y aguanten hasta cinco-seis años en la botella; la mayoría de los vinos se beben en sus dos-tres primeros años de vida para poder apreciar en su esplendor su perfume floral y posgusto especiado.


Dicen los viticultores de Condrieu que es a partir de los 30 años cuando la viña alcanza su plena madurez y calidad, siempre y cuando la fermentación de los vinos de ella nacidos sea lenta y a baja temperatura, para poder obtener así caldos finos e intensos.


La vecina apelación de Côte Rotie permite la adición de hasta un 20% de viognier en sus tintos porque se considera que aporta complejidad de aromas a la syrah.


Muchos emparentan a la viognier con la gallega albariño, inducidos quizá por ese carácter glicérico que asemeja a ambas castas. Por su parte, Jancis Robinson sugiere que la viognier recuerda a una mezcla de gewürztraminer y albariño.


Algunos de los mejores productores de Condrieu son Yves Cuilleron, Pierre Gaillard y François Villard.


El primero produce distintas 'cuvées' de gran calidad. Sus blancos se caracterizan por ser amplios, elegantes y muy equilibrados, no son de impacto inmediato, van ganando el alma poco a poco. El encantador Les Chaillets 1996 tiene profundos aromas de melocotón, flores blancas y miel, y una boca envolvente y refinada. Una mayor acidez le daría larga vida.


Pierre Gaillard elabora diferentes blancos de pago que en sus versiones de mayor calidad aparecen potentes, frescos y untuosos, marcados en su juventud por el roble nuevo. Entre toda su gama, Gaillard tiene un condrieu de Vendimia Tardía irresistible y goloso, con aromas de 'toffee', pasas y lima, y una boca nada empalagosa, que lo hace muy fácil de beber.


Los de François Villard son también blancos de terruño a los que se aplican diferentes vinificaciones según su procedencia. Cremosos, complejos y glicéricos, se crían en roble nuevo y manifiestan un estilo sofisticado.


Dentro de los viogniers más renombrados está La Doriane, el blanco de pago producido por Guigal en su bodega de Ampuis. Cálido y tostado, La Doriane 1997 es intenso y potente, con mucho roble nuevo (nueve meses de crianza en barrica), y una personalidad varietal algo difuminada, al igual que La Doriane 1996, graso también, más reducido y falto de matices.


En líneas generales y según la opinión de críticos y elaboradores, de las últimas cosechas de Condrieu actualmente en el mercado destaca por encima de todas el 96, con blancos grasos, armónicos y bien definidos, por encima de 97 y 98, cuando se produjeron vinos más sencillos y redondos, para consumir a corto plazo.


La viognier, que hace 30 años no se encontraba fuera del Ródano septentrional, ha ido invadiendo el Languedoc-Rosellón así como California. Ya está plantada en algunas fincas españolas (entre otros, Clos d'Agon, Manuel Manzaneque... y 
Pasanau Germans , claro está). Y pronto estará en muchas más.




El Ródano II

VALAIS


Valais es la mayor región productora de vinos de calidad de un país en cuya faceta vitivinícola se suele pensar tan poco como es Suiza . Pero Suiza es uno de los mayores consumidores mundiales de vino, con una media por persona muy superior a la nuestra, por mucho que nos presentemos como modelo de la dieta mediterránea y bebedores de vino por larga tradición. Y como ávido consumidor, y pequeño productor, sus vinos rara vez cruzan las fronteras, pues son devorados por el público local. Eso disminuye aún más la imagen de Suiza como país productor.

Situada al suroeste del país, a caballo entre las partes francófona y germanófona (al este de Sion) de Suiza, el Valais puede considerarse como la más septentrional de las zonas vitivinícolas del Ródano. La zona está protegida por los Alpes, lo cual permite tener plantaciones a alturas de otra manera insostenibles. Es realmente un estrecho valle que va de este a oeste, con un clima frío en invierno y suave en verano, pero donde las lluvias son escasísimas y los vientos mantienen las uvas sanas. Produce una tercera parte de los vinos del país. Cualitativamente es sin duda la mejor región suiza: un terruño de clase mundial que muy pocos conocen.

La región de Valais es rica en castas autóctonas, aunque muchas son simplemente pequeños reductos de unas pocas hectáreas, que no sabemos muy bien si serán capaces de sobrevivir a la invasión igualadora de cabernet sauvignon o chardonnay: cornalin, petite arvine, humagne rouge, humagne blanc y amigne son las más representativas. Aunque, plantadas, se encuentran más de 40 castas (en unas 5.200 hectáreas, algo menos que por ejemplo la denominación Rueda en España, que cuenta con 6.000 ha.), repartidas entre unos ¡22.000 propietarios! Como vemos, la atomización de la viña es brutal, ya que de estos viticultores tan sólo unos 250 cuentan con más de dos hectáreas en propiedad. Al final, los que cuentan son unas 150 cooperativas y unos 700 productores/embotelladores.

De todo ello se deduce, si echamos una cuenta rápida, que las producciones son escasísimas, sobre todo de algunas de las llamadas "especialidades": existen un total de 30 has de cornalin, y 58 de humagne rouge entre las tintas, y 8 has de humagne blanc, 20 de amigne y 50 de petite arvine. Así que la tarea de hacerse con algunas botella de dichas castas es casi "mision imposible".

Las viñas se encuentran plantadas en las escarpadas laderas, lo que hace las labores y la vendimia muy trabajosas. Incluso, en las zonas más peligrosas, existen pequeños monorraíles (¡tipo sillas salva-escaleras de las de las residencias de la tercera edad!) para subir y bajar de las viñas. Los suelos tienen una composición variable, desde los graníticos y de aluvión glaciar de la zona de Martigny y Fully, hasta los arcilloso-calcáreos de Sion y Sierre.

Las plantaciones alcanzan unas densidades impresionantes, entre 11.000 y 13.000 cepas por hectárea (las mayores que hayamos nosotros visto jamás), herencia del 'boom' de los años 70, cuando se plantaban la mayor cantidad de cepas en el escaso terreno, con el objeto de aumentar las producciones. En aquel momento el precio del terreno destinado a viña era elevadísimo (100 francos suizos, más de 10.000 pesetas al cambio actual, el metro cuadrado), lo que posteriormente ha producido una esperada crisis, al bajar la demanda de volumen, aumentar la de calidad, y por tanto caer los precios de los terrenos (actualmente, a unos 10 francos suizos el metro cuadrado).

Eso sí, nadie sabe decir las densidades reales de plantación, pues todo es tan a pequeña escala, que nada se mide en las magnitudes a las que estamos acostumbrados (hectáreas, hectolitros, toneladas...), sino en unidades más pequeñas, como por ejemplo los rendimientos, que suelen expresarse en ¡gramos por metro cuadrado! Un excelente pinot noir de viñas viejas de 1999 de la bodega 
Desfayes-Crettenand en Leytron, de la comuna de Chamoson, fue vendimiado a ¡600 gr./m2!

La comercialización, como todo lo demás, es a muy pequeña escala, y la venta se produce principalmente de forma directa del productor al consumidor. Es difícil encontrar en las escasas tiendas más que los productos de las cooperativas o productores de mayor volumen, como por ejemplo Provins, productor de 15.000.000 de botellas, el 25% total del Valais. El negocio vinícola está presente constantemente, y la mencionada comuna de Chamoson (uno de los mejores "terroirs" del Valais), con una población de unas 5.000 personas, cuenta con más de un centenar de productores. Y la cifra sólo contempla los que tienen una licencia para embotellado y venta, ya que prácticamente todo el mundo tiene un puñado de viñas, como herencia familiar, o incluso plantadas en el jardín, y puede producir, para su consumo propio y el de sus amigos, unas cuantas botellas al año.

En cuanto a las características de las principales "especialidades" locales, la cornalin es probablemente la casta de mayor calidad en lo que son vinos tintos, produciendo vinos densos y concentrados, especiados y tal vez un poco rústicos, no demasiado alejados de lo que es la syrah, también hija adoptiva de la zona. El humagne rouge tiene unas ciertas características vegetales que la hacen un poco menos atractiva. Mucho más especiales son los vinos provenientes de su hermana, el humagne blanc: exóticos, necesitan tiempo para madurar en botella (poca madera se ve en general en toda la región; se usa solamente en casos especiales y en muchas bodegas tienen una alergia total al roble), muy equilibrado, con toques de pera, flores blancas, membrillo, tila, cierto amargor, un toque vegetal e incluso un final un poco dulce. ¿Qué tal esto para definir complejidad? La petite arvine es otra gran casta blanca local, también muy característica, con toques de flor de azahar, pomelo, y un sorprendente posgusto ¡salino! Tercera casta blanca 'valaisanne' de importancia: la amigne, un poco monolítica pero con sustancia, indicada para vinos licorosos de buen nivel.

Unos cuantos nombres a recordar pueden ser los de los ya mencionados
Desfayes-Crettenand en Leytron, bodega en la que la única madera que se puede encontrar es una mesa y unas sillas usadas para dar a probar los vinos a los visitantes, aún presidida por el infatigable Jean Crettenand, de la Sacademia Internacional del Vino. Marie-Thérèse Chappaz en Fully, especializada en vinos dulces, Simon Maye & Fils en Saint-Pierre-des-Clages, uno de los más prestigiosos de Valais, con un estupendo syrah de viñas viejas, y Daniel Magliocco también en Saint-Pierre-des-Clages. Michel Bovin Cave de la Dzaquette de Pierre-Luc Remondeulaz en Chamoson, que produce un magnífico syrah (¡1.000 botellas!). El Domaine du Mont d'Or , en Pont-de-la-Morge, una de las pocas casas con cierto volumen (200.000 botellas/año), y uno de los vinos más caros (5.500 pts/botella), un johannisberg (sylvaner) vendimiado ¡el 1 de diciembre! El rey de la cornalin,Maurice Zufferey en Sierre, y también en Sierre, Denis Mercier , cuyo syrah 1998 obtiene cinco estrellas, la calificación máxima, de la prestigiosa revista La Revue du Vin de France, pero lo que ellos no saben es que su cornalin es todavía mejor...

De momento, y desgraciadamente, no conocemos ningún vino del Valais disponible en nuestro país, pero dados los precios que los vinos españoles están alcanzando, incluso los vinos de un país con una renta tan superior a la nuestra como Suiza pueden tener precios competitivos, así que ¡estaremos atentos!



El Ródano III


EL RODANO, GRAN RÍO VINÍCOLA (I)
Hermitage, Condrieu, Côte Rôtie: los mitos


Hay algo en los grandes vinos franceses que despista al público español: los grandes vinos de las mejores zonas nunca llevan el nombre de ésta en la etiqueta, al revés de lo que aquí nos es familiar. Y lo decía un buen amigo acostumbrado a ver rápidamente si le ofrecían un Rioja o un Ribera del Duero con un rápido vistazo a la etiqueta, un gran burdeos no nombra a Burdeos ni de lejos, ni en los borgoñas pone Borgoña, ni en los ródanos pone Ródano... Tampoco existen los conceptos de crianza, reserva, gran reserva,.. que tanto gustan a algunos (y que, por otra parte, confunden inmensamente a los consumidores extranjeros de vinos españoles: ¿como se entiende que haya cuatro o cinco vinos que se llaman Pesquera con precios que van desde las 2.000 a las 20.000 pesetas?). Adentrémonos pues, de norte a sur, en ese mundo fascinante y, a la vez, desconcertante: el vino del Ródano.
Los vinos franceses están mucho más acotados en cuanto a procedencia: las denominaciones de origen son mucho más pequeñas, y por tanto hay muchííííísimas más. Algunos ya han aprendido que un burdeos bueno se llama Pomerol, St. Emilion, Pauillac o Graves, y que un borgoña puede ser un Puligny, Meursault, Vosne-Romanée o Nuits-St.-Georges. ¿Pero, y el Ródano? Son menos los que lo saben. Vamos, pues, a ver las diferentes regiones, denominaciones, y características de este gran "río de vino" que es el Ródano francés. (Del Ródano suizo ya hablamos en su momento -puesto que el Ródano nace en Suiza-, al tratar de los interesantes vinos del Valais).


Norte y Sur 


Empezando por lo más básico, la división principal es entre Ródano norte, y Ródano sur. En realidad poco tienen en común ambas zonas, excepto el cauce del río, ya que, además de distar un centenar de kilómetros una de otra, el clima es, en el caso del norte, atlántico con toques mediterráneos, y en el sur de tipo mediterráneo; las castas no son las mismas, reinando en el norte syrah y viognier, y en el sur garnachas de ambos colores, mourvèdre (monastrell) y una serie de blancas. Comunes a ambas son los vinos genéricos, que, o bien no están en una zona determinada, o los productores los quieren "desclasificar" por alguna razón y venderlos como vinos genéricos, algo así como en la denominación genérica Cataluña. En este caso se denominan Côtes du Rhône.


El norte está formado por una franja de unos 75 kilómetros de longitud, entre las ciudades de Vienne y Valence. De arriba hacia abajo, encontramos las denominaciones Côte Rôtie, Condrieu, Château Grillet, Hermitage, Cornas, Crozes-Hermitage y St. Joseph. Como antes mencionábamos es éste el reino de la syrah, que domina los vinos tintos de todas las denominaciones, y la cuna de la viognier, casta blanca de los vinos de Condrieu y Château Grillet (una de las denominaciones más pequeñas de toda Francia: tan solo tres hectáreas). La viognier se encuentra también en pequeñas proporciones en algunos de los tintos. Junto a marsanne y roussanne cultivadas en Hermitage, St. Joseph y Crozes-Hermitage, son las únicas uvas blancas de la zona.


Côte Rôtie, que se podría traducir por la ribera tostada o asada, es un pequeña montaña de escarpadas laderas en la que se da la syrah como en pocas partes del mundo. Las laderas son tan escarpadas (alcanzan en ocasiones unos desniveles del 50%), que nos comentaba un amigo que para coger unos palos que les ofrecían en la zona, "tenían que atarse con cuerdas para bajar a cogerlos, como si estuvieras escalando". También hay parte del viñedo plantado en llano, que suele ser más productivo y de menos calidad. Es una de las denominaciones que ha crecido más en los últimos años, ocupando en la actualidad unas 200 hectáreas su viñedo, cuando hace 40 años se reducía a poco más de 50. Solo produce vinos tintos, en los que está permitido el uso de hasta un 20% de viognier.


La Côte Rôtie ha sido "fagotizada" por Guigal, que produce casi un tercio de los vinos de la denominación, y que con su estilo más internacional, con abundancia de madera, está confundiendo, según los más tradicionalistas, a la gente, y cambiando la personalidad del vino de Côte Rôtie. De todas formas, sus Château d'Ampuis o sus vinos de pago y de 'cuvée' La Mouline, La Landonne y La Turque, a nosotros nos parecen extraordinarios, aunque hemos oído frases del tipo: "Define un buen Côte Rôtie. Cualquiera que no se parezca a Guigal" de boca de los algunos fundamentalistas vinícolas. Nombres a recordar son los de René Rostaing, Jean-Luc Jamet, Robert Jasmin, Gérin, Ogier o Yves Gangloff. Quien no haya olido el perfume de un Côte Rôtie, no sabe lo que se pierde: notas ahumadas, de aceituna negra, bacon, especiadas, de violetas y de frutos negros. Son unos vinos enormemente carnosos.


Condrieu, con unas 100 hectáreas de viñedo, es la cuna de esa casta blanca conocida por viognier. Château Grillet se podría casi considerar parte de Condrieu, pero es una denominación separada, y por la forma de producir sus vinos, estos envejecen más tiempo en botella, mientras que los de Condrieu, en general, son para un consumo en un plazo de dos o tres años desde la vendimia. Se producen solo vinos blancos. Los líderes de Condrieu son Yves Cuilleron, Georges de Vernay y François Villard, aunque, como ocurre en Côte Rôtie, está dominada por Guigal, más aun en este caso, pues produce el 45% de toda la denominación de origen. Los vinos son grasos, con notas de hierba recién cortada, con un poco de color, como los de gewurztraminer, que pueden llegar a ser excesivamente pesados si han hecho la maloláctica y han sido criados en barricas nuevas.


Hermitage ha sido de siempre un vino señorial y de renombre. "Antes los Côte Rôties eran baratos, pero Hermitage ha sido siempre un vino caro y de prestigio", nos comenta un buen amigo francés. De hecho, a principios del siglo XIX, era el vino más caro de Francia, superando incluso a los "premier crus" de Burdeos. Es más, se hacían "cuvées" especiales de los vinos de Burdeos mezclándolos con Hermitage tinto, dando lugar a los "Bordeaux Hermitagé", que eran considerados superiores a los Burdeos normales.


La montaña de Hermitage, situada a la espalda del pueblo de Tain l'Hermitage (cuna a su vez de nuestro chocolate preferido, Valrhona), produce la totalidad de los vinos de la denominación, en sus limitadas 130 hectáreas. Hay tanto tintos como blancos. Syrah y un 15% máximo de uva blanca en los primeros, y marsanne y roussanne para los segundos son las castas autorizadas. Son vinos, los de ambos colores, que necesitan de largo tiempo en botella para mostrar todo sus esplendor. Si nosotros tuviéramos que quedarnos con solo uno, sería sin duda Chave. Otros nombres a destacar en Hermitage son los de Jaboulet, con su conocido La Chapelle, y Chapoutier, ampliamente alabado por la critica (sobre todo americana), lo que ha hecho subir excesivamente el precio de sus vinos. Un nombre nuevo: Bernard Faurie. Se produce también una pequeña cantidad de vino dulce, llamado "vin de paille" (vino de paja), ya que se dejan las uvas sobre esteras de paja para que se sequen y pasifiquen antes de hacer el vino.


Cornas y los otros 


De Cornas, solamente unas 90 hectáreas, se solía decir que producía "los vinos más machos de Francia". Aquí sólo se admite 100% de syrah. Los vinos tienen cierta rusticidad, pero tampoco es para tanto. Incluso en algunos hay bastante elegancia. El líder y motor de la denominación es Auguste Clape, seguido de cerca por Alain Voge, y en un estilo muy diferente, el controvertido Jean-Luc Colombo.


Crozes-Hermitage y St. Joseph son zonas más grandes, más de 1.000 hectáreas en Crozes, y unas 700 en St. Joseph, con diferentes terrenos, con viñas en ladera, pero muchas otras en llano y en tierras más fértiles, por lo que la calidad es más variable. Se producen blancos y tintos (en mayoría absoluta), con las mismas castas que en Hermitage: syrah, roussanne y marsanne. Es en general tierra de "negociants". También los precios son mucho más bajos, pudiéndose encontrar todavía botellas a unas 2.000 pesetas. Alain Graillot y Jaboulet son de lo mejor en Crozes. Y Chapoutier, Jaboulet e incluso Chave producen vinos en St. Joseph.


Totalmente desconocida, al límite sur, St. Péray, al que Robert Parker denomina "el Parque Jurásico del Ródano" en su obra "Wines of the Rhône Valley", produce los únicos vinos espumosos de todo el valle junto a los Clairette y Crémant de Die, y una proporción ínfima de blanco.




El Ródano IV


EL RODANO, GRAN RÍO VINÍCOLA (y II)
Hermitage, Condrieu, Côte Rôtie: los mitos

Dejando atrás Valence, límite sur de los vinos septentrionales del Ródano, tendremos que viajar 100 kilómetros hasta llegar al llamado Ródano sur o meridional. Aquí reina en solitario Châteauneuf-du-Pape, con otras denominaciones intentando aparecer en la foto: Vacqueyras, Gigondas, Tavel, Lirac y los dulces moscateles de Beaumes de Venise. La mayoría de los genéricos Côtes du Rhône proviene del sur. De Châteauneuf-du-Pape debemos decir que es una de las zonas de peor calidad media del Ródano: hay algunos vinos muy buenos, pero representan un pequeño porcentaje frente al total de vinos de la denominación. Y los estilos son también diferentes. Hasta hace poco, la mayoría eran maceraciones carbónicas, en cierta forma similares a los "cosecheros" alaveses que conocemos en nuestro país. De todas maneras, y como en casi todos los sitios, el avance en calidad ha sido extraordinario en los últimos años, pero todavía sigue sin ser suficiente el que ponga Châteauneuf en la etiqueta. Hay que conocer al productor.


Los mitos de Châteauneuf son Château Rayas y Château de Beaucastel. Henri Bonneau es tan mítico que nunca hemos sido capaces de ver una de sus botellas... Otros productores notable son Vieux Télégraphe, Domaine de la Janasse, Château La Nerthe y Domaine de Pegau. Con una extensión de 3.200 hectáreas, y unos 300 propietarios, produce vinos blancos y principalmente (más del 90%) tintos. Aquí la riqueza de castas es mucho más amplia que en el norte, reinando la garnacha. En tintas encontramos garnacha, mourvèdre (monastrell), syrah, cinsault, cournoise, vaccarèse, muscardin y terret noir, y las blancas garnacha blanca, roussanne, clairette, bourboulenc, picpoul y picardin. En total 14 castas diferentes. Esta es una de las razones por las que hay tal variedad de vinos, ya que el reglamento no obliga a ningún tipo de porcentajes, y lo mismo encontramos un 100% garnacha, que otro que es mezcla de una decena de castas diferentes.


Sin embargo la reglamentación es una de las más estrictas en el mundo en cuanto al límite de producciones, siendo el máximo autorizado tan solo 35 hectolitros por hectárea. Además, el 5% de la cosecha tiene que ser desclasificado, independientemente de la calidad de esta, y solo está permitida la vendimia manual. Los vinos tintos son cálidos, con notas de monte bajo, hierbas provenzales, cerezas y grosellas, con gran concentración y cuerpo. Los blancos, con excepción del Roussanne Vieilles Vignes de Beaucastel (llamado el Montrachet del Ródano), y el Rayas, suelen ser vinos frescos y ligeros, florales y frutoso, no hacen la maloláctica, y son para consumo a corto plazo.


A mucha distancia le siguen Vacqueyras y Gigondas, nombres que empiezan a sonar, pero no así sus productores, quitando tal vez el Château des Tours en Vacqueyras al ser propiedad de Emmanuel Reynaud, encargado de la vinificación del Château Rayas desde la muerte de su tío Jacques Reynaud, y tal vez Santa Duc o el Château du Trignon. Tavel, productor de vinos rosados, y Lirac, de los tres colores, completan el mapa del sur.


Côtes du Rhône, el cajón de sastre 


Dentro de los vinos "genéricos" denominados Côtes du Rhône, destacan los de los grandes productores del sur, Château de Fonsalette de Château Rayas y Coudoulet de Beaucastel, junto a algunos pequeños productores de calidad como Domaine de Gramenon, aunque es raro el productor, ya sea del norte como del sur, que no ofrezca uno de estos vinos en su catálogo: Parallèle 45 de Jaboulet, Bellerouche de Chapoutier, el de Guigal son probablemente los marcas más conocidas. Es aquí donde es posible encontrar buenos vinos a precios casi irrisorios (y últimamente también en la categoría inferior, Vin de Pays), aunque hay que tener mucho cuidado de separar el polvo de la paja. Se producen vinos de los tres colores, aunque domina mayoritariamente el tinto, con una gama de castas similar a la de Châteauneuf y común al Côte du Rhône Villages que veremos a continuación. Las principales, garnacha, syrah, mourvèdre y cinsault en tintas, y viognier, roussanne, garnacha blanca, clairette y bourboulenc en blancas.


Un caso especial de los Côtes du Rhône son los denominados Côtes du Rhône Villages. Son algunos pueblos que, por sus características especiales, pueden especificar su nombre junto al de Côtes du Rhône. Así es como empezaron algunas de las nuevas denominaciones del sur, las más recientes, Gigondas en 1971, y Vacqueyras tan recientemente como 1990. En este momento son 16 los pueblos que tienen derecho a esta denominación, pero de lo que poca gente se da cuenta es que es Beaumes de Venise, el famoso productor de "vinos dulces naturales", uno de ellos. El resto van de desconocidos a jamás oídos: Vinsobres, Sablet y Cairanne son algunos de los menos desconocidos.


Los "vinos dulces naturales" de Beaumes de Venise, son discutidos por algunos, que consideran, que "ni son vinos, ni son dulces, ni son naturales". Se trata de mistelas fortificadas de moscatel de grano menudo, en muchas ocasiones, demasiado alcohólicos, dulces y empalagosos. Algunos de los grandes nombres producen estos vinos, Jaboulet, Chapoutier, Delas,... aunque el "bocado del león" se lo lleva la cooperativa local Vignerons des Beaumes de Venise. No sé cómo decirles que a mi no me vuelven loco.




Geología de los suelos de Hermitage



Geología de los suelos de Crozes-Hermitage




Rubon



Tournon sur Rhône



Lyon




Maison Guigal Vignoble Saint - Joseph 








.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario